Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidente del Frente de Todos. (Gustavo Gavotti)
Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidente del Frente de Todos. (Gustavo Gavotti)

Antes era "La Jefa" y ahora es "Ella". Así es como llaman hoy a Cristina Fernández de Kirchner los principales dirigentes del Frente con Todos. No implica ni menos poder ni menos respeto, sino es un reflejo de cómo el peronismo empieza a construir un liderazgo hacia Alberto Fernández, si logra ganar las elecciones de octubre.

También su círculo de confianza en estos años fuera del poder se achicó. Hoy quienes conocen de verdad lo que piensa la ex presidenta, sus estrategias y sus movimientos son cuatro hombres: su hijo el diputado Máximo Kirchner, su compañero de fórmula Alberto Fernández, el diputado Eduardo "Wado" de Pedro y en parte Oscar Parrilli, quien manejó durante los 12 años de kirchnerismo la agenda de Néstor y Cristina, y hoy preside el Instituto Patria.

Esta mesa chica fue ratificada a Infobae por tres fuentes calificadas allegadas a la ex presidenta. Hubo algunas reuniones en las que coincidieron, pero Cristina Kirchner prefiere manejar las relaciones en forma separada. Además de su estrecho círculo íntimo, la candidata a vicepresidente del Frente de Todos se reúne con muchos dirigentes del PJ. "Habla con todos", es la frase que se repite entre sus allegados.

Cristina Kirchner centraliza hoy su comunicación a través de las redes sociales, con un equipo que solo sigue las órdenes de ella. Nada de lo que se publica en redes deja de pasar por su filtro. La ex presidenta se hizo fan del nuevo modo de comunicación. Tiene su vocero, Hernán Reibel, integrante de La Cámpora desde 2009, amigo de Máximo y quien hoy también tiene cierto acceso a la intimidad de la ex jefa de Estado. Están sus custodios y secretarios. Pero no hay nadie más.

Máximo Kirchner, uno de los cuatro dirigentes que integra el círculo íntimo de Cristina Fernández.
Máximo Kirchner, uno de los cuatro dirigentes que integra el círculo íntimo de Cristina Fernández.

El caso de Axel Kicillof, candidato a gobernador bonaerense, es especial. Es el dirigente con quien mejor relación tiene, lo consideran el niño mimado de Cristina Kirchner, pero no está en el día a día con ella. Kicillof logró durante la campaña en las PASO una cercanía también con el candidato presidencial del Frente de Todos.

Cristina Kirchner tiene comunicación diaria con Alberto Fernández. Desde que se reconciliaron, después de años de enemistad tras la crisis del campo, también empezaron a reconstruir los vínculos afectivos que tenían. Poco a poco.

Cuando Cristina Kirchner lo llamó para ofrecerle la candidatura presidencial y él aceptó, empezaron a construir una nueva dinámica: él con mayor liderazgo y ella con un perfil más bajo. Se consultan todo, se cuentan mucho y la relación es fluida, según fuentes de ambos sectores.

Máximo Kirchner, además del papel de hijo, es con quien su madre discute de política, definen el discurso, y el armado electoral, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.

Eduardo "Wado" de Pedro, es el operador político con más poder hoy en el kirchnerismo y el que tiene además la mejor relación con el resto del peronismo, gobernadores e intendentes. Además tiene como valor agregado la llegada a los principales funcionarios de la Casa Rosada.

De Pedro fue el armador de las listas y de la campaña para las PASO, y se convirtió en un hombre en el que ahora también confía Alberto Fernández, según pudo saber Infobae por fuentes cercanas a ambos protagonistas. Otro de sus rasgos muy valorados es su extremo perfil bajo.

Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos
Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos

Algunos ya lo mencionan como posible jefe de Gabinete de Alberto Fernández, en caso de ganar. "Hay como cuatro gabinetes que ya armaron. Esperemos porque no hay nada definido", dijo a Infobae un ex funcionario del gobierno kirchnerista.

Parrilli además de presidir el Instituto Patria y desde allí armar con Cristina Kirchner todo lo que fue sus charlas con dirigentes, hoy es con quien comparte las presentaciones del libro Sinceramente por las provincias y el conurbano.

El ex secretario general de la Presidencia organiza con los dirigentes locales el desembarco de Cristina Kirchner. Anoche estaba con la definición de la presentación de Cristina Kirchner en La Matanza.

Hoy la ex presidenta regresará de Cuba, adonde viajó de imprevisto a ver a su hija Florencia Kirchner, quien padece un problema de salud que le impediría regresar a la Argentina. Ninguna fuente del círculo de confianza de la candidata a vice del Frente de Todos da información del tema Florencia Kirchner, a quien la Justicia le pidió que presente un nuevo parte médico sobre su estado de salud.

Hasta las elecciones, el plan de Cristina Kirchner seguirá siendo mostrarse en el cuidado escenario de la presentación de su libro, donde el escritor Marcelo Figueras la acompaña en todos los actos. Como presentador oficial de Cristina Kirchner en esos eventos, Figueras suele hacerle preguntas a la ex mandataria. Son las únicas que hay.

Las próximas apariciones públicas de Cristina Kirchner que ya están confirmadas, además de La Matanza, son el sábado 28 de septiembre en Salta y el lunes 14 de octubre en El Calafate, según confirmó Parrilli anoche a Infobae.

En las próximas horas la ex presidente se reunirá con Alberto Fernández.

El ánimo de ambos es optimista frente a la cercanía de las elecciones. Más allá de que el presidente Mauricio Macri se plantea que puede llegar a forzar la segunda vuelta electoral, la fórmula FF se ve muy cerca de llegar a la Casa Rosada.

Para el afuera, Alberto Fernández suele decir "no hay que ponerse la piel del oso antes de cazarlo". Para adentro, define políticas, habla con el FMI, se reúne con futuros miembros de su eventual gobierno y empezó a armar su propia red de poder con gobernadores e intendentes.

Seguí leyendo: