Gisela Marziotta, Alberto Fernández y Matías Lammens
Gisela Marziotta, Alberto Fernández y Matías Lammens

Luego del contundente resultado de las PASO a nivel nacional, la ciudad de Buenos Aires se convirtió en uno de los objetivos centrales del Frente de Todos de cara a octubre. Y como parte de la estrategia de campaña Alberto Fernández se comprometió a "poner el cuerpo" para apuntalar la boleta encabezada por Matías Lammens y Gisela Marziotta.

En esa línea, esta tarde los candidatos a presidente y jefe de Gobierno porteño concretarán su primera aparición conjunta luego de las primarias en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. También estarán presentes las candidatas a vicejefa, Gisela Marziotta, y a senadora, Dora Barrancos; más científicos, becarios y la comunidad educativa de la facultad.

Allí firmarán un acta de compromiso para convocar a investigadores y profesionales a resolver los problemas de la vida urbana en Buenos Aires, potenciar un modelo de desarrollo productivo y generar empleo de calidad en la ciudad.

Alberto Fernández
Alberto Fernández

La actividad cumplirá así tres objetivos estratégicos del neokirchnerismo. En primer término, vincular las figuras de Fernández y Lammens para terminar de consolidar el nivel de conocimiento del presidente de San Lorenzo, que según sus propias estimaciones todavía ronda el 80%.

Por otro lado, permitirá insistir en una de las ideas centrales del discurso de campaña: la ciudad "no tiene un plan de desarrollo productivo" propio que le permita afrontar de mejor manera la crisis económica. "Larreta dejó a los porteños abandonados a su suerte", repiten cada vez que pueden los candidatos del Frente de Todos.

Y además, buscarán sepultar la polémica desatada a principios de agosto luego de que Fernández incluyera en un discurso la mención de una investigadora del Conicet, llamada Sandra Pitta, que firmó la solicitada en apoyo a Mauricio Macri. La mujer dijo haber recibido insultos por haber hecho pública su adhesión a la fórmula de Juntos por el Cambio.

"A ningún investigador nunca le voy a preguntar cómo piensa ni a quién vota. Así que, Sandra, no tengas miedo, te prometo que te voy a cuidar como a todos ellos, porque vos valés mucho igual que todos ellos", había dicho el candidato a presidente.

Lammens y Marziotta junto a los candidatos porteños
Lammens y Marziotta junto a los candidatos porteños

En el comando de campaña, liderado por Mariano Recalde, consideran que ese fue uno de los principales aciertos de su discurso, que además toma más fuerza a medida que se profundiza la recesión económica.

La iniciativa que firmarán hoy, bautizada "Buenos Aires, ciudad del conocimiento", tiene como primer punto destacado la creación de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ciudad de Buenos Aires como órgano rector de la política de promoción científica y de vinculación tecnológica del distrito. A su vez, se convocará a las instituciones del sistema científico, ya sean nacionales o locales, públicas o privadas, a desarrollar soluciones a los problemas urbanos a partir de los aportes de las diversas disciplinas.

En las PASO, el actual jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, quedó a cuatro puntos de una victoria en primera vuelta. Sin embargo, en el Frente de Todos calculan que el efecto de la última devaluación y el consecuente salto inflacionario impactarán de lleno en los bolsillos de los porteños el mes de las elecciones. Por eso, especulan con que el larretismo podría sufrir el efecto arrastre de la crisis económica.

La estrategia del peronismo porteño es lograr forzar una segunda vuelta para intentar aglutinar a todo el arco opositor en el balotaje, tal como hizo Martín Lousteau en 2015 (quedó a apenas tres puntos). Por eso, desde el comando de campaña, adelantaron a Infobae que habrá por lo menos otras cuatro actividades conjuntas entre Fernández y Lammens antes del 27 de octubre para aprovechar la "ola celeste" y sumar la mayor cantidad de votos.

Pino Solanas, Victoria Donda, Matías Lammens, Gisela Marziotta y Mariano Recalde
Pino Solanas, Victoria Donda, Matías Lammens, Gisela Marziotta y Mariano Recalde

Los esfuerzos proselitistas se concentrarán en los barrios de clase media golpeados por la crisis como Congreso, Balvanera, San Cristóbal, Boedo, Caballito, Flores, Floresta y Villa del Parque. También en el oeste de la ciudad, como Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón, donde hay "muchos votantes del macrismo desilusionados" que podrían inclinarse por Lammens gracias a su perfil independiente y no peronista.

En cambio en las dos comunas del sur, donde lograron una impactante victoria, la campaña quedará a cargo de Mariano Recalde y toda la estructura de La Cámpora quienes harán valer con mayor efectividad su identificación con Cristina Kirchner.

El nuevo formato de "mateadas" en las plazas será uno de los caballitos de batalla hasta octubre y se repetirá todos los fines de semana en un barrio diferente. "Se junta tanta gente que casi terminan siendo actos, Recalde y Leandro Santoro metieron casi mil personas en Parque Centenario", explican. La próxima semana será en Parque Patricios.

Mateada del Frente de Todos en el Parque Centenario
Mateada del Frente de Todos en el Parque Centenario

Pero la tarea de ampliar la diferencia en el sur no será fácil: Rodríguez Larreta también ordenó intensificar justamente en esos barrios la presencia de militantes y candidatos, e incluso designó a su vice, Diego Santilli, como encargado especial de la campaña en el sur.

Su estrategia girará en torno a los contactos cara a cara, el discurso municipalista sobre los problemas concretos de la ciudad y la obra pública, siempre buscando la mayor distancia con el debate económico nacional y la figura de Mauricio Macri.

Por otro lado, la reciente alianza entre el oficialismo y José Luis Espert, cuya fuerza se había presentado con boleta corta sin candidato a jefe de Gobierno, podría garantizarle a Larreta algunos puntos clave para alcanzar el 50%. Aunque nadie sabe cuál será el impacto electoral de la crisis y el arrastre hacia abajo de la figura de Mauricio Macri. La elección porteña todavía sigue con final abierto.

Seguí leyendo: