Ni aún llamándolo por su sobrenombre logra aflojarlo. "El Gringo", dice con cariño Alberto Fernández cuando menciona al gobernador de Córdoba. Pero Juan Schiaretti se mantiene prescindente y aseguran en su entorno que lo seguirá estando a pesar de que hace diez días esquivó un encuentro con Mauricio Macri con quien mantiene muy buena relación. Esta tarde compartirán la misa en la Iglesia Catedral con la que la familia de José Manuel De la Sota recordará al "Gallego" a un año de su trágica y sorpresiva muerte. Será un homenaje y no un acto, aclaran, mientras crece la expectativa en una ciudad capital, la de Córdoba, donde el delasotismo sigue vigente.

Era justamente De la Sota quien promovía tempranamente la unidad del peronismo tras la década kirchnerista que distanció a los cordobeses del partido a nivel nacional. Sin embargo, en la Catedral estará toda la política local y parte de los líderes nacionales. A la misa invitó a través de las redes la familia, de forma pública y abierta. Natalia De la Sota, concejala y legisladora electa por Hacemos Córdoba, a instancias de Sergio Massa, se reunió semanas atrás con Fernández. Ocurrió post PASO y cuando el Frente de Todos ya tenía 12 millones de votos.

De todos modos, la joven dirigente aseguró que seguirá trabajando por la boleta corta de candidatos a diputados nacionales de Hacemos por Córdoba a nivel provincial, pero que votará por la fórmula que lidera Fernández. Es más o menos la misma posición de muchos intendentes que ayudaron a conformar con sus candidatos la lista corta, una manera de Schiaretti de mantenerlos unidos. Sin embargo, la mayoría de ellos expresa también su rechazo a Mauricio Macri y en esa oposición reside la disyuntiva. Hacen docencia para que a su boleta los votantes le agreguen el tramo Fernández-Fernández.

El 5 de septiembre Schiaretti convocó a los intendentes. Les reiteró su prescindencia a través de sus ministros más leales. Dejó vía libre, como ya había resuelto el partido, para votar por la fórmula nacional que cada uno quiera. Sus intendentes quieren en gran parte a Fernández. El propio presidente del PJ cordobés, Carlos Caserio, es el senador nacional con quien más conversa el candidato del Frente de Todos que sigue haciendo esfuerzos en privado para convencer al "Gringo". Con Caserio se ven varias veces por semana y tienen permanente contacto por teléfono.

Esta tarde a las 18.30 se prevé una Catedral repleta de dirigentes y seguramente una gran manifestación en la plaza para recordar al ex gobernador que dejó huérfanos políticamente a muchos cordobeses. En la primera fila la familia, con las hijas de De la Sota, Natalia y Candelaria que es periodista, y quien fuera su última mujer la diputada nacional Adriana Nazario. El gobernador  Juan Schiaretti, será la figura que acapare parte de la atención junto con Alberto Fernández. También estará el ex vicegobernador, diputado e intendente electo de la Ciudad, Martín Llaryora y fue invitado el intendente actual, el radical Ramón Mestre que la semana pasada fue anfitrión, junto con Mario Negri, del presidente Mauricio Macri, pero que acompañó a la familia un año atrás y recordó con cariño a De la Sota más allá de las diferencias.

La presencia del hijo de Cristina

Máximo Kirchner y Sergio Massa viajan a Córdoba al homenaje (Gustavo Gavotti)
Máximo Kirchner y Sergio Massa viajan a Córdoba al homenaje (Gustavo Gavotti)

En el primer aniversario del fallecimiento de De la Sota, en  medio de una campaña electoral clave, todos dejarán la grieta de lado durante la hora que dure la misa. No está prevista una reunión entre Fernández y Schiaretti.

A Córdoba llegarán también Massa, aliado electoral de De la Sota en 2015 y amigo de su hija Natalia que se ha convertido en un símbolo local y para una unidad sin Schiaretti. Pero además viajarán Máximo Kirchner (mantenía diálogo con De la Sota y habla con su hija); Eduardo 'Wado' de Pedro, y el presidente del Consejo Naional Justicialista, José Luis Gioja.

No hay pedida de ninguna de las dos partes un encuentro Fernández-Schiaretti. Es que además el candidato del Frente de Todos  se quedará en la provincia en plan de campaña. El lunes tendrá una intensa agenda. Su día fue programado para que todas las partes estén contenidas.

Cuatro meses atrás Natalia De la Sota fue electa legisladora provincial (Mario Sar)
Cuatro meses atrás Natalia De la Sota fue electa legisladora provincial (Mario Sar)

Alberto Fernández compartirá primero actividades con los integrantes de la lista de diputados nacionales del Frente de Todos que compiten justamente con la lista corta de Schiaretti: Eduardo Fernández, titular de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme); Gabriela Estévez, jefa de La Cámpora a nivel local (ahora Unidad Ciudadana), diputada nacional y candidata a la reelección en segundo lugar; Pablo Chacón, titular de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), y Mirta Iriondo, decana de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación de la Universidad de Córdoba y número 4 en la lista.

Para combinar la agenda viajó especialmente la semana pasada Fernando "Chino" Navarro. Entre las actividades acordadas, Fernández disertará en la Facultad de Derecho, ámbito que le es cómodo. El tema también: "Líneas directrices para el desarrollo armónico de la Argentina". Además tendrá un aparte con el rector de la UNC, Hugo Juri, y un encuentro con todos los rectores de las universidades de La Docta. 

En paralelo, Massa buscará nuevamente aportar al perfil de Fernández el respaldo cordobés que tuvo en 2015 cuando el kirchnerismo quedó relegado al tercer lugar. Recorrerá varios medios locales para impulsar el voto a favor de la fórmula nacional mientras que el martes hará algo parecido en Santiago del Estero.

Al mediodía el candidato a presidente se ocupará del delasotismo y el schiarettismo en un almuerzo que compartirá con los intendentes y los legisladores provinciales. En este caso quien se ocupó de trabajar y buscar consenso fue Caserio, reconvertido casi en jefe local del albertismo.

Para el cierre de la jornada está previsto un megaencuentro con 400 empresarios pymes, convocados por Eduardo Fernández y Pablo Chacón. Como su defensa de la educación pública es otro tema en el que el candidato a presidente busca diferenciarse de Mauricio Macri y apela a las dificultades del sector con la dolarización y la suba de tarifas.

De todos modos la parada no es fácil para Fernández que en las PASO no pudo quebrar el apoyo a Mauricio Macri como sí lo hizo en otros distritos. De hecho Córdoba, junto a la Ciudad de Buenos Aires, fueron los únicos distritos donde perdió, en este caso por 48 puntos contra 30. Es una provincia con identidad propia, apuntalada por un Schiaretti que no solo se mantiene prescindente, también es un referente político con peso propio, un peso que quiere sostener. Y Córdoba es una provincia a la que descuidó (y hasta podría decirse que "maltrató") el kirchnerismo. Es una de las razones por las que Cristina Fernández no hace campaña en la provincia.

La presencia de Máximo Kirchner, con quien el viernes almorzó Alberto Fernández en su oficina de México 337, puede tener varias lecturas. Más allá del riesgo, y de lo que puede incomodar a algunos, vuelve a mostrarse como el "heredero" del capital político de su madre que según las señales que va dando (como la noche del triunfo en que él tuvo un lugar destacado sobre el escenario), parecería dispuesta a dejar en sus espaldas. Especialmente en estos tiempos en que, como manifestó públicamente, quiere cuidar a su hija en tratamiento en Cuba.