El auto de Fernando Iglesias fue vandalizado en el garage de su edificio
El auto de Fernando Iglesias fue vandalizado en el garage de su edificio

El diputado nacional Fernando Iglesias denunció que vandalizaron su vehículo durante la tarde del martes. Si bien el legislador estableció que en un primer momento el hecho había ocurrido en el estacionamiento del Congreso de la Nación, luego rectificó la información y aseguró que el vehículo ya había sido dañado antes del ingreso.

"Rectifico la información y pido disculpas a quien pueda haberse sentido afectado. Las cámaras registraron que mi auto ingresó vandalizado a la Cámara. Dado que solo lo estaciono en el garage de mi edificio, la única posibilidad es que hayan entrado a amenazarme a mi propia casa", publicó.

"Dejaron su firma con dos calcomanías. La amenaza es clara. No para mí, para todos. Esto es lo que se vota el 27 de octubre", había escrito Iglesias en el tuit que luego borró. En el tuit posterior exhibió tres fotos: un rayón en el guardabarro izquierdo, una calcomanía con la imagen de Lula Da Silva (junto a la inscripción #LulaLivre) y un insulto en la parte trasera del vehículo.

Iglesias efectuó la denuncia ante la Policía Federal Argentina (sede Av. Belgrano), fuerza encargada de llevar a cabo la seguridad del edificio del Congreso. Al ser un legislador nacional, se lo considera como un delito federal. Es por eso que el juez Sebastián Casanello, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7, peritó el vehículo, en el cual no se encontraron huellas.

"Me parece que la agresión que sufrí no es grave desde el punto patrimonial. Me parece grave desde lo que significa. Una amenaza de gente que se ha caracterizado históricamente por su intolerancia. Inicialmente pensé que había sido en el garage de la Cámara porque vivo en un edificio con un dispostivio de seguridad importante y no me di cuenta de que el auto estaba vandalizado", indicó Iglesias a Infobae.

"Por un lado es una buena noticia porque la seguridad dentro del Congreso no se vio afectada. Para mí es una mala noticia porque saben dónde vivo, cuál es mi auto, y la amenaza es muy clara. Esto está sucediendo cuando son oposición y ni siquiera ganaron la elección. Es una de las cosas que se votan el 27 de octubre: si vamos a vivir en un país civilizado o en la barbarie", completó el diputado.

SEGUÍ LEYENDO: