Julio De Vido (Adrián Escandar)
Julio De Vido (Adrián Escandar)

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido ratificó hoy su pedido de prisión domiciliaria. Lo hizo a través de sus abogados en la causa de los cuadernos de la corrupción y ante la Cámara Federal, tribunal que ahora deberá resolver el planteo.

Los argumentos de la defensa fueron dos: la edad del ex ministro, preso en la cárcel de Marcos Paz desde octubre de 2017, y su estado de salud.

Los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro señalaron que De Vido tiene 69 años pero "transita" los 70, que cumplirá el próximo 26 de diciembre. Los 70 es la edad a partir de la cual la ley establece que se puede pedir la domiciliaria. "El 27 de diciembre va a comenzar a transitar los 71 años", dijo Palmeiro.

La defensa agregó que la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores establece que se entiende por mayores a las personas de 60 y/o de 65 años.

El segundo motivo es su estado de salud. De Vido es insulinodependiente, padece hipertensión arterial y enfermedad vascular coronaria, además de úlceras y un nódulo en el pulmón. La defensa aportó el informe de un médico particular que lo vio cuando fue detenido y después hace pocas semanas. La conclusión es que la salud de De Vido involucionó.

De Vido en una audiencia judicial desde la cárcel de Marcos Paz
De Vido en una audiencia judicial desde la cárcel de Marcos Paz

El pedido de prisión domiciliaria fue rechazado el mes pasado por el juez federal Claudio Bonadio. La defensa apeló y hoy se realizó la audiencia oral en la que la defensa sostuvo que esa decisión fue "arbitraria" porque no analizó el informe del médico particular ni ordenó estudios complementarios. Por eso le pidieron a la Cámara que la revoque y le otorgue la prisión domiciliaria. La decisión está a cargo de los jueces de la Sala I de la Cámara Federal, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.

La audiencia, que se realizó en el segundo piso de los tribunales de Comodoro Py, la encabezó Bertuzzi y duró 40 minutos. Una de las posibilidades es que antes que la Cámara tome una decisión le pida un análisis del estado de salud de De Vido al Cuerpo Médico Forense.

El abogado Palmeiro destacó que los mismos jueces y en la misma causa de los cuadernos le otorgaron la prisión domiciliaria al ex funcionario Oscar Thomas, al abogado Miguel Ángel Plo y al empresario Gerardo Ferreyra y subrayaron las "condiciones humanitarias menos gravosas" que implica esa modalidad de detención, situación similar a la de De Vido.

De Vido está preso desde el 25 de octubre de 2017 cuando la Cámara de Diputados le quitó los fueros y quedó detenido en la causa de la mina de Río Turbio. Su intención es cumplir la prisión domiciliaria en su chacra de Zárate y, si el tribunal lo considera, portar una tobillera con gps que controle sus movimientos.

El ex ministro de Planificación Federal durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner tiene una condena de cinco años y ocho meses de prisión por su responsabilidad en la tragedia de Once, actualmente está siendo juzgado por las presuntas irregularidades en la obra pública y por la compra de trenes chatarra a España y Portugal y tiene otros procesamientos.