El Gobierno oficializó este miércoles el pago de los dos bonos mensuales de $1.000 a quienes reciben la asignación universal por hijo. Serán abonado por la ANSES en septiembre y octubre junto a la asignación regular de cada mes, lo que totalizará una cifra de $3.652. La medida fue oficializada mediante el decreto 594/2019, publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

"Que el Estado nacional  tiene como uno de sus objetivos principales la protección de los ciudadanos, garantizando las prestaciones de la Seguridad Social, priorizando la atención de las familias que presentan mayor vulnerabilidad", indica el decreto a la hora de fundamentar la decisión.

La asignación se abona "a uno solo de los padres, tutor, curador o pariente por consanguinidad hasta el tercer grado, por cada menor de 18 años que se encuentre a su cargo cargo o sin límite de edad cuando se trate de un discapacitado; en
ambos casos, siempre que no estuviere empleado, emancipado o percibiendo alguna de las prestaciones previstas en la Ley de asignaciones familiares". El Estado paga un máximo de cinco asignaciones universales por familia.

El pago constituye de las diez medidas de carácter económico anunciadas por el presidente Mauricio Macri para mitigar el efecto económico de la abrupta devaluación de siguió a su derrota ante Alberto Fernández en las PASO del 11 de agosto. El lunes siguiente a las elecciones, el peso se devaluó en un 17,2% en la plaza mayorista, mientras que la bolsa sufrió una caída de 46,2% en dólares, la más abrupta de su historia y la segunda a nivel mundial.

Entre las otras medidas se encuentra un nuevo aumento del salario mínimo; el congelamiento de los precios de la nafta durante 90 días; el aumento del piso del impuesto a las ganancias y la deducción especial a jubilados y empleados en relación de dependencia; un bono para los empleados de la administración pública y un aumento en las becas Progresar, entre otras.

El Gobierno ya había recurrido a un incremento no previsto inicialmente en la AUH en marzo cuando, en la apertura de sesiones ordinarias ante el Congreso de la Nación, Macri anunció que implementaría ese mes todos los aumentos programados para el año. En consecuencia, la asignación subió de $ 1.816 a $ 2.644 en un solo tramo, cuando el plan original era otorgar cuatro aumentos escalonados.

No obstante, en contraste con esa medida, la actual tiene un caracter circunstancial, lo que significa que el monto que perciben 2,2 millones de padres y madres cubiertos por la asignación universal volverá a su nivel previo en noviembre.

Seguí leyendo: