Mauricio Macri y Fernando Henrique Cardoso (Prensa Presidencia)
Mauricio Macri y Fernando Henrique Cardoso (Prensa Presidencia)

Mauricio Macri y Fernando Henrique Cardoso hablaron durante poco más de media hora en la previa del evento que mañana compartirán con Alberto Fernández en el Malba.

El ex presidente brasileño, un académico respetado en la región que antecedió a Lula da Silva, le había dicho la semana pasada a Infobae, durante una charla en San Pablo, que la vuelta de una "opción populista" no sería conveniente para ninguno de los dos países. Ni para Brasil ni para la Argentina.

Lo dijo en medio de un debate que, tras las elecciones primarias de nuestro país, se coló en la agenda de estos días, titulado "Transiciones democráticas, enseñanzas de los líderes políticos".

Macri y Cardoso, que en su país tomó distancia de Jair Bolsonaro, charlaron a solas, sin testigos, en el despacho presidencial de la Jefatura de Olivos. Un rato después de que el jefe de Estado almorzara con su mesa chica y dos de los gobernadores de la UCR, con quienes analizó las medidas económicas anunciadas tras las primarias, mientras Hernán Lacunza intercambiaba miradas de la economía con tres de los referentes económicos del Frente de Todos.

Cardoso, fundador del partido socialdemócrata brasileño, vivió en carne propia la crisis argentina de fines del 2001, durante el anteúltimo año de su mandato, antes de entregarle los atributos a Lula. Estaba en Montevideo, en la previa de una cumbre del Mercosur, mientras Fernando de la Rúa abandonaba la Casa Rosada en el helicóptero presidencial.

La reunión en Olivos fue el aperitivo privado del ciclo de mañana en el que ambos líderes políticos confluirán con el candidato presidencial del kirchnerismo, Alberto Fernández.

Desde el entorno del Presidente y del candidato del Frente de Todos pidieron evitarse, según confiaron desde el oficialismo.

Seguí leyendo: