El reclamo robó parte de la atención de la Exposición Rural de este sábado (Maximiliano Luna)
El reclamo robó parte de la atención de la Exposición Rural de este sábado (Maximiliano Luna)

Luego del inesperado reclamo de Greenpeace, con una sorpresiva maniobra para infiltrar carteles alusivos al avance de la ganadería sobre montes y bosques, en la inauguración oficial de la Exposición Rural de Palermo y ante la mirada del presidente Mauricio Macri, el Gobierno respondió denunciando penalmente a la ONG.

El Ministerio de Seguridad de la Nación hizo una denuncia de oficio por intimidación pública, que se tramita en el Juzgado Federal N° 5, de la jueza María Eugenia Capuchetti. "Se inició un acta con consulta telefónica con la jueza federal que ordenó medidas judiciales que son las que se están cumpliendo", señalaron a Infobae fuentes de la cartera que dirige Patricia Bullrich.

Más temprano, en el comienzo del acto de apertura de la popular fiesta agroganadera y cuando el presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, tomó la palabra, unos banderines amarillos se desplegaron desde las estructuras del mismo escenario con un mensaje de crítica: "Ganaderos basta de desmontes" y "Destruir montes es un crimen", advirtió Greenpeace para concientizar sobre los desmontes autorizados para la producción de ganadería intensiva en Santiago del Estero, Chaco y Córdoba.

Para la organización ambientalista, esos desmontes "son una clara violación a la Ley de Bosques", ya que que los planes de expansión de la ganadería en el norte del país "ponen en riesgo a más de 10 millones de hectáreas de bosques nativos".

La puesta en escena dejó incrédulos a los presentes y tuvo como principales espectadores al propio Macri y a la primera dama Juliana Awada, quienes estaban en primera fila. No duró mucho: los funcionarios que acompañaban a Pelegrina bajaron los banderines de inmediato.

Ante la mirada del Presidente, los funcionarios bajaron rápidamente los carteles (Maximiliano Luna)
Ante la mirada del Presidente, los funcionarios bajaron rápidamente los carteles (Maximiliano Luna)

Desde Casa Militar, encargada de la seguridad del Presidente y que a su vez le da órdenes a la fuerza que le toca trabajar en el terreno (Policía Federal, Gendarmería Nacional, etc) y desde el entorno del máximo mandatario minimizaron el episodio, deslizando que se trató de un reclamo dirigido hacia la Sociedad Rural.

Previo al acto, efectivos de PFA habían rastreado las gradas con la ayuda de perros especializados, cumpliendo los habituales protocolos. Luego del escándalo protagonizado por activistas veganos, en el predio se había montado un fuerte operativo de seguridad.

Pero no advirtieron esas estructuras, unos tubos que creyeron que eran parte de la calefacción. "No está claro si las puso Greenpeace o si ya estaban en el palco para colgar algún dispositivo", apuntó a este medio una fuente de la investigación.

Previo al acto, la PFA realizó la inspección de protocolo, pero no revisaron las estructuras de arriba
Previo al acto, la PFA realizó la inspección de protocolo, pero no revisaron las estructuras de arriba

"Desde La Rural no hablan, no confirman si los dispositivos estaban de antemano allí", acotó la misma fuente. En ese sentido, señaló que "investigan si hubo algún tipo de acceso al lugar mediante soborno".

SEGUÍ LEYENDO: