María Eugenia Vidal con los candidatos a intendentes de Tigre, Segundos Cernadas, y de Ituzaingó, Gastón di Castelnuovo
María Eugenia Vidal con los candidatos a intendentes de Tigre, Segundos Cernadas, y de Ituzaingó, Gastón di Castelnuovo

María Eugenia Vidal intentará hoy desafiar el poder kirchnerista en dos distritos clave para el Frente de Todos: realizará recorridas con vecinos en los municipios de Ituzaingó y Tigre donde la fórmula de los Fernández pisa fuerte en las encuestas y en tierras donde Sergio Massa supo gobernar.

"La idea es hacer una recorrida y tomar contacto directo con los vecinos", dijeron a Infobae en forma encriptada allegados a la gobernadora bonaerense. Es que la idea de las visitas electorales de Vidal en Ituzaingó y Tigre estaban fuera de agenda y tomadas como los desembarcos sorpresa que en muchos distritos hace Vidal.

La visita a Tigre tiene un significado electoral sustancial para Vidal ya que es el distrito donde Massa, aliado ahora a Alberto Fernández y Cristina Kirchner, buscará mostrar a la fórmula presidencial del Frente de Todos que aún mantiene su cuota de poder.

Para los allegados a Vidal, la visita a Tigre tiene también el objetivo de buscar votos allí donde no resulta nada fácil convencer al electorado de votar por Juntos por el Cambio. También es una apuesta a la estrategia que anunció ayer Infobae que Vidal desplegará este fin de semana con la instalación de unas 1.000 "mesas de acción" conformadas por militantes, funcionarios y candidatos de Juntos por el Cambio.

En este sentido, Vidal estuvo anteayer en La Matanza en una recorrida con el candidato a intendente de Cambiemos y actual ministro de Educación Alejandro Finochiaro. Se trata también de un distrito históricamente gobernado por el PJ donde Vidal apuesta a quebrar el poder instaurado allí por la intendenta kirchnerista Verónica Magario.

Vidal y Finocchiaro con vecinos de La Matanza
Vidal y Finocchiaro con vecinos de La Matanza

En Tigre las encuestas muestran una preferencia por la fórmula de los Fernández, aunque en el búnker de Vidal se entusiasman con el resultado de de las legislativas de 2017. Allí el entonces candidato a senador Sergio Massa fue derrotado. Los candidatos a senadores de 1País que representaba Massa lograron el 24,04% de los votos y quedaron detrás de Cambiemos (36,35%) y de Unidad Ciudadana (30,76%).

A la vez, en 2015 en Tigre, el candidato de UNA, Julio Zamora, fue electo por 94.456 votos que representan el 43,9% del electorado y mostró un crecimiento respecto a las PASO donde había obtenido el 38% de los votos. Zamora fue ampliamente beneficiado por el corte de boleta, ya que en el ítem a presidente, Sergio Massa obtuvo 85.485 votos que representan el 37,7%, y a gobernador, Felipe Solá obtuvo 78.932 votos con el 35,7%. Pero el Frente Para la Victoria, liderado allí en esos comicios por el empresario Sergio Szpolski, obtenía el 25,98% de la preferencias.

Es decir que la sumatoria de votos del massismo con el kirchnerismo puro le otorgan un caudal de votos importante. Pero los allegados a Vidal aseguran que en Tigre hay un fuerte desgaste de la figura de Massa.

En Ituzaingó Vidal también tiene previsto realizar una recorrida con vecinos en un distrito históricamente peronista. Desde la creación del Municipio de Ituzaingó, en 1994, gobierna Alberto Descalzo, que fue reelecto en 1999, 2003, 2007 y 2011. En 2015 ganó con una diferencia del 2% contra el candidato de Cambiemos, al obtener el 34,95% de los votos.

Allí el frente Juntos por el Cambio también apuesta por esmerilar el desgaste que tiene el peronismo después de tantos años de mandato y en la idea de Vidal está la posibilidad de quebrar esa racha. De allí aquella frase que repite en los últimos días de esta campaña: "Los machos que nos gobernaron 28 años no hicieron nada".

Seguí leyendo: