El embajador argentino en Haití, Pedro von Eyken (@von_eyken)
El embajador argentino en Haití, Pedro von Eyken (@von_eyken)

En los próximos días se concretará la decisión del presidente Mauricio Macri de emitir un decreto para establecer el regreso forzado del embajador argentino en Haití, Pedro von Eyken, que reivindicó al ejército nazi y desató una fuerte polémica a nivel nacional e internacional.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, la Secretaría Legal y Técnica acaba de redactar el decreto presidencial por el que Macri concretará el traslado de Von Eyken a Buenos Aires. Se espera ahora la firma del decreto por parte del canciller Jorge Faurie y después del propio Presidente antes de que la medida sea publicada en Boletín Oficial y se ponga en práctica.

"En lo formal del decreto presidencial planteará que el embajador argentino en Haití ya cumplió lo dos años reglamentarios para disponer su traslado y regreso al país. Pero en rigor, la medida responde al malestar que generó en el gobierno la actitud fascista de Von Eyken", explicó un destacado funcionario del Gobierno.

Así, se ordenó al canciller Faurie que cese en Haití la actuación del controvertido diplomático y se disponga de un reemplazante.

Von Eyken escribió un polémico tuit del 29 de mayo pasado donde se expresó para conmemorar el Día del Ejército Argentino: "Hoy es el Día del Ejército Argentino, el del General José de San Martín y tantos otros que le dieron gloria y honor. Creado hace más de 200 años, tuvo muchos más momentos ilustres que controvertidos. Como hijo de oficial alemán de la II Guerra Mundial, saludo al Ejército en su día".

Esta última frase causó mucho malestar y se entiende como una apología del delito por tratarse de una reivindicación del ejército nazi que llevó millones de judíos a la muerte durante el Holocausto.

La semana pasada la Secretaría Legal y Técnica de Presidencia redactó el decreto para concretar el traslado de Von Eyken y ahora resta la firma de Faurie y Macri. Pero en paralelo a ello, en la Cancillería se inició un sumario ante la actitud del embajador argentino que se mostró alineado con el ejército alemán de Adolf Hitler.

A partir del tuit del embajador Von Eyken, se desató un fuerte malestar en la Cancillería, el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, solicitó al canciller Faurie que remueva al embajador argentino en Haití, y la DAIA expresó su fuerte repudio al mensaje del diplomático argentino.

Según pudo saber Infobae, el malestar tanto de Faurie como de la Casa Rosada es que la Cancillería le había pedido expresamente a Von Eyken que emitiera un mensaje de disculpas público. Sin embargo, el embajador argentino en Haití respondió una carta al presidente de la DAIA en la que no sólo no se retractó de sus dichos sino que reafirmó las expresiones en otra suerte de justificación de la actitud asumida por los soldados nazis que respondían a Hitler y sustentaron el Holocausto.

Infobae intentó contactarse con el embajador Von Eyken pero no logró hacerlo.

El ejército nazi ejecutó una orden sistemática autorizada por Hitler para asesinar a millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial
El ejército nazi ejecutó una orden sistemática autorizada por Hitler para asesinar a millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial

En la carta que envió a la DAIA, el hasta ahora embajador en Haití dijo que sentía "estupor" por la reacción que generó su tuit. Y sostuvo que a veces "se expresa con bastante temeridad que casi no hubo oficiales de la Wehrmacht que no fueran nazis. Ello no solo me ha causado un gran problema, sino que evidencia una interpretación muy capciosa y deformadora de la historia. Lo más grave, sin embargo, es que bastante gente la ha hecho suya, la ha comprado sin más".

En la misiva al presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, el embajador argentino en Haití sostuvo también que "las generalizaciones suelen ser injustas y hasta ofender. También pueden causar estupor".

Inmediatamente, Von Eyken destacó que "por supuesto hubo oficiales alemanes de la Wehrmacht que estuvieron en la resistencia al nazismo, en especial en la nobleza alemana. Entre ellos, quizá el más emblemático fue el Coronel Claus Schenk Graf von Stauffenberg, que intentó acabar con la vida de Hitler mediante una bomba, el 20 de julio de 1944. El atentado falló y ello le costó la vida a Stauffenberg, que fue fusilado al día siguiente".

Por otra parte, en la carta que Von Eyken envió a la DAIA y a la que accedió Infobae, sostuvo que "a la Argentina después de la guerra llegaron criminales de guerra como Adolf Eichmann y Erich Priebke. Pero también llegaron alemanes profesionales que estuvieron en el frente obedeciendo órdenes militares".

Todas estas explicaciones no hicieron más que generar un fuerte malestar en el Gobierno y fue así como se decidió poner en marcha el proceso para que Von Eyken regrese a la Argentina.