Oficializado como precandidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna comenzó la campaña de cara a octubre. Sostuvo que la grieta es funcional tanto al Gobierno como al kirchnerismo y apuntó al riesgo que esto implica: "En las sociedades que se polarizan se deteriora la democracia y si (la ciudadanía) no se siente representada termina desencantada con la política", expresó. 

"Tenemos la obligación de romper la polarización. Hay que trabajar para tratar de ensanchar esa vía del medio que no es ni el pasado ni en presente, es  un futuro distinto al que nos han ofrecido", declaró el ex ministro de Economía en diálogo con TN.

En clave electoral, Lavagna insistió con que "sigue habiendo un 40% que no quiere votar ni por uno ni por otro. La sociedad está partida entre cristinistas, macristas y los que no quieren a ninguno de los dos". "Hay un grupo muy grande que no se siente representado y si no surge algo distinto termina desencantado de la política, votando en blanco, no votando o votando cualquier cosa", alertó el ministro de Economía.

Consultado por el fracaso de Alternativa Federal, Lavagna se despegó: "Nunca participé ni estuve en las fotos de constitución de la fuerza. Era una construcción muy frágil", manifestó. "No tenía sentido unirme si percibía que se iban a ir para los dos lados", agregó en relación a Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa.

Consultado sobre sus propuestas, declaró que "la idea es un gobierno de unión nacional, construyendo una mayoría sólida; un consejo económico social de alto nivel, donde no haya legisladores, diputados y senadores están en el Congreso, nadie va a venir a rosquear políticamente". 

En cuanto a la situación económica, el ex ministro analizó que hay que mover "el consumo y la inversión, ese es el mecanismo que se utilizó para salir de la crisis del 2002". Además criticó los "ocho años de estancamiento".

Al respecto del cierre de listas, Lavagna lamentó que "tenía tres mujeres importantes: Chiche Duhalde, Margarita Stolbizer y Graciela Camaño, pero lugar para cabeza de lista había para una sola. Siempre alguien queda afuera". 

De todas maneras resaltó que quedó "conforme, sobre todo en provincia de Buenos Aires". "No es fácil para un grupo nuevo lograr presentar candidatos en todos los distritos, ahora hay que ponerse con todo a seguir con el tema de los programas. Basta de política", concluyó.  

SEGUÍ LEYENDO: