Macri habla en el Club Ciclón, en Rosario, en el día de la bandera. (Foto: Presidencia)
Macri habla en el Club Ciclón, en Rosario, en el día de la bandera. (Foto: Presidencia)

Mauricio Macri no estuvo en el Monumento a la Bandera porque no hubo acto oficial, dicen en Casa Rosada. Explican que los gobiernos socialistas de la provincia de Santa Fe y de la ciudad de Rosario fueron desde siempre los responsables de la organización de ese evento, el icónico desde 1957, cuando fue inaugurado. Sin embargo, tal vez porque la obra del Monumento no está terminada y los responsables de ese trabajo le echan la culpa al Gobierno nacional, que no habría predeterminado los precios y así paralizó las reformas, o porque la seguridad no estaba garantizada por la policía provincial y había amenazas de movilizaciones violentas, es que no se hizo el habitual acto oficial, con presencia de las autoridades nacionales. La pregunta, entonces, es por qué el Presidente fue a Rosario.

"Porque queríamos pasar el Día de la Bandera en Rosario", contestó un influyente funcionario a Infobae. Sin embargo, la verdad es que no se lo vio muy conectado a Macri ni con la bandera -a la que solo se refirió al final, cuando dejó dos como regalo- ni con Manuel Belgrano, a quien no mencionó en sus diez minutos de discurso. Tampoco cantó el Himno Nacional.

En Rosario desechan la versión que señala que no hubo acto oficial. "Se hizo tal como estaba pactado, si el Presidente después no quiso venir es un asunto de él", declaran los voceros. Aseguran que lo hicieron, como todos los años. A las 8.15, sin locutor ni discursos de funcionarios, se realizó el tradicional izamiento con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, ambos derrotados en las elecciones del domingo.  Duró 7 minutos.

Dos horas después Mauricio Macri arribó al aeropuerto Fisherton, pero no se dirigió al río Paraná donde está asentado el Monumento, sino al barrio La Tablada, al acto que realizaría en el Club El Ciclón, rodeado de niños y niñas de la escuela primaria y sus familiares, que rodearon al Presidente para sacarse selfies y brindarle un discreto baño de multitud.

Acto del gobernador y la intendenta en el Día de la Bandera, hoy, sin Macri (Foto: intendencia de Rosario)
Acto del gobernador y la intendenta en el Día de la Bandera, hoy, sin Macri (Foto: intendencia de Rosario)

Estuvo diez minutos, se reunió con tres estudiantes universitarios de carreras competitivas en la economía del siglo XXI, y se dirigió al avión oficial para regresar a Buenos Aires. No cumplió con el rito de izar ninguna bandera, aunque era el día de su homenaje, ni hubo fotos compartidas entre políticos de distintos partidos en una jornada propicia para promover la unidad de los argentinos.

En cambio, el Presidente estuvo enfático contra las mafias, el narcotráfico y los sindicalistas que, según el presidente, atentan contra la generación del empleo. Con nombre y apellido mencionó a Hugo y Pablo Moyano, en un gesto que sorprendió por lo insistente, ya que la mitad de su discurso estuvo dirigido a señalar la actitud de quienes con actitudes ilegales y patoteras atentan contra la competitividad, sobre todo, de las PyMes.

Ni en el Ministerio de la Producción y del Trabajo, ni en el Ministerio de Transporte pudieron reconocer que en los últimos días haya existido algún problema nuevo con los Moyano o el gremio camionero. Pero la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que acompañó al Presidente en el acto le dijo a Infobae que "creemos que hay que desenmascarar las razones por las cuales en la Argentina todo es más difícil, más caro, por las patotas que extorsionan".

Homenaje a la Bandera hoy en el Monumento de Rosario. (foto Intendencia de Rosario)
Homenaje a la Bandera hoy en el Monumento de Rosario. (foto Intendencia de Rosario)

Ajenos a campañas, los rosarios no se privaron de participar de la fiesta popular que se realizó frente al Monumento de la Bandera, desde las 10 hasta las 18, con grupos folklóricos, baile de chamamés y asado al asador para compartir en familia. A pocas semanas de tener que dejar la gestión que el socialismo encabeza desde 1995, un funcionario saliente dijo que "a título personal, creo que Macri no quiso venir al Monumento para no pagar el costo de vallarlo, como cada vez que vino, algo que los rosarinos detestamos, porque aquí todos caminamos por la ciudad sin custodia".

Seguí leyendo: