Patricia Bullrich saluda a los gendarmes argentinos en Pedro Juan Caballero, Paraguay (Adrián Escandar)
Patricia Bullrich saluda a los gendarmes argentinos en Pedro Juan Caballero, Paraguay (Adrián Escandar)

Por interés del Presidente, un tema específico se llevó la mayor parte de la reunión de Gabinete de hoy, antes de la llegada a Casa Rosada del brasileño Jair Bolsonaro. Se trató del viaje que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich realizó a Pedro Juan Caballero, una localidad paraguaya que casi duplica la media de asesinatos que se producen en el resto de ese país, en la frontera con Brasil, donde se produce marihuana con altísima eficiencia.

El día anterior había viajado Sergio Moro, el ministro de justicia brasileño, a la zona, pero ni el presidente paraguayo ni la funcionaria argentina pudieron llegar porque había niebla. Patricia Bullrich viajó acompañada por el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien por primera vez iba al lugar que está en la mira de los expertos en lucha contra el narcotráfico de la Argentina y Brasil.

"Fue un operativo tripartito", explicó la ministra ante Mauricio Macri, especialmente interesado por el trabajo que se realiza con su par paraguayo, con quien mantiene un vínculo cotidiano vía WhatsApp, para consolidar un esfuerzo con vistas a hacer muy difícil el trabajo de los capitalistas de las drogas con miras a su erradicación, que generan ingresos entre los habitantes de la zona (se habla de un jornal diario de 30 dólares), a costa de una severa inestabilidad social e institucional.

Bullrich explicó en la reunión del Gabinete que "es una zona muy selvática, donde las hectáreas de cannabis sativa están en el medio de plantaciones de soja y maíz", es decir, conviven cultivos legales e ilegales, en una lucha territorial que genera graves problemas en toda la región, ya que se trata de una economía en negro que presiona sobre actividades lícitas rentables.

Por lo que contó el Presidente, su par paraguayo le pidió ayuda para que él pueda avanzar con mayores herramientas en la zona. La Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), organismo paraguayo que lucha contra el narcotráfico, realizó una fuerte tarea de autodepuración, y ahora necesita respaldo de los países vecinos para ahogar la actividad narcocriminal.

Patricia Bullrich durante la recorrida por Paraguay (Adrián Escandar)
Patricia Bullrich durante la recorrida por Paraguay (Adrián Escandar)

Argentina, según trascendió de la reunión de Gabinete, firmó convenios para llevar el INTA a trabajar con los campesinos de la zona (a través del IPTBA, su par paraguayo) en tareas de capacitación para la siembra tecnológica que hoy exigen los cultivos de soja y maíz y, además, un acuerdo con la CONAE para hacer identificación satelital de los cultivos, lo que facilitaría la erradicación.

Abdo y Bullrich después dieron una conferencia de prensa donde explicaron las características del operativo que durará entre 10 y 15 días, cuando se intentará destruir todas las plantaciones de la zona, que según cálculos extraoficiales generan el 60% de los ingresos de la localidad de Pedro Juan Caballero. "Macri dijo que quería una Argentina sin narcotráfico, yo diría que nuestro objetivo es un Mercosur sin narcotráfico, una vecindad sin narcotráfico y en eso estamos colaborando todos", dijo Bullrich.

Seguí leyendo: