Adrián Pérez, uno de los inscriptos al concurso del juzgado electoral porteño
Adrián Pérez, uno de los inscriptos al concurso del juzgado electoral porteño

Un funcionario de Mauricio Macri, el hijo de Inés Weinberg de Roca y uno de los secretarios de la jueza federal María Romilda Servini se inscribieron en estas últimas semanas en el concurso para ocupar el juzgado electoral de la ciudad de Buenos Aires, que entrará en vigencia el año próximo y que fue creado con la aprobación del nuevo Código Electoral porteño.

Según el listado al que accedió este medio, entre los casi 40 aspirantes que se anotaron en el concurso ante el Consejo de la Magistratura de la Ciudad -en su mayoría funcionarios de la Justicia porteña- figuran Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior de la Nación; Marcos Rodolfo Roca, ex asesor del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño e hijo de la candidata a procuradora general del Presidente, y Martín Rosendo Seguí, secretario del juzgado federal de Servini, a cargo de los temas electorales.

Aunque recién entrará en funciones en abril del 2020, se tratará de un juzgado clave para la ciudad de Buenos Aires. Hasta ahora, los temas electorales estaban a cargo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), presidido por Weinberg de Roca, la postulante de Macri al Ministerio Público que tiene el pliego frenado en el Senado y con nula voluntad del PJ de ser puesto a consideración.

El Código Electoral, sancionado por la Legislatura en octubre del año pasado, introdujo entre otras modificaciones la creación del Tribunal Electoral, que será presidido por el juez electoral y acompañado por dos jueces de cámara.

Si bien el juzgado electoral recién entrará en funciones en los primeros meses del año próximo, y no estará vigente para estas elecciones, el concurso genera especial interés.

No solo porque hasta ahora no existía. Entre sus competencias, según la nueva ley, estará la administración de justicia en materia electoral, la oficialización de alianzas y candidaturas, y la fiscalización y la validez de los comicios.

La inscripción al concurso para cubrir la vacante del nuevo juzgado electoral porteño cerró el 13 mayo. Hubo 37 inscriptos, un número elevado, que ahora deberán pasar los filtros correspondientes y ser evaluados por un jurado.

Pérez fue uno de los inscriptos. Ex Coalición Cívica, reporta desde el inicio de la gestión de Macri al ministro Rogelio Frigerio. Se anotó después de festejar en Diputados la aprobación de la ley de financiamiento de los partidos políticos. Fue uno de sus impulsores.

Otro de los anotados es Roca, el hijo de la titular del TSJ. Hasta la renuncia de Martín Ocampo al Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, a fines del año pasado -tras la fallida final entre River Plate y Boca Juniors por la Copa Libertadores de América en el estadio millonario-, trabajó en esa cartera como asesor. Volvió a la Justicia local.

Seguí es uno de los secretarios de confianza de la jueza Servini que tiene la competencia electoral del país. Tendría, en principio, según fuentes oficiales y judiciales, el visto bueno de buena parte de las mesas judiciales del PRO.

Seguí leyendo: