El ex contador de la familia Kirchner Víctor Manzanares dio más detalles de sus años junto a la pareja presidencial, aseguró que "es muy grave lo que se hizo", en referencia a la cantidad de dinero que vio pasar, y destacó que "los bienes tienen que volver al Estado porque fueron adquiridos con fondos provenientes de la corrupción".

Entrevistado por el canal TN, Manzanares agregó además que "yo tendré que pagar mi pena como la estoy pagando y lo que reste por pagar, y como también espero para muchos de los que están en la causa a los cuales yo he señalado en mi declaración de arrepentido, porque no solamente me refería a Néstor Kirchner y Daniel Muñoz, sino a muchas otras personas vivas y que, espero, tengan la posibilidad de arrepentirse".

En esa línea, consultado sobre de dónde provenía el dinero que pasaba por sus manos, Manzanares respondió: "Era obvio… de dónde va a venir, no hay otra fuente, hay preguntas que no son necesarias hacerlas. Era plata ilícita de Néstor Kirchner". A continuación, cuando el periodista Nicolás Wiñazqui estimó en USD 600 millones que "llegó a manejar (Daniel) Muñoz… ¿cuánto era el total?", Manzanares dijo: "Haga la cuenta usted, es para asustarse. Llevo veinti tantos meses preso así que mi calculadora humana está fuera de… pero te daría USD 10 mil millones, quizás. Habría que sacar la cuenta".

"No vas a tener un número exacto, también hubo fondos en Buenos Aires, tampoco puede llegar a una determinación de un número exacto, son misterios que tendrá la Argentina. Hicieron negocios para ellos y sus amigos. Ojalá la Justicia pueda cerrar estos capítulos en la Argentina. Ellos hicieron negocios para ellos y sus amigos, y quizás la cifra puede ser mayor", detalló el contador.

En tanto, Manzanares también contó cómo era su relación con Cristina Kirchner cuando dejó la presidencia: "Yo no era del entorno íntimo como la gente cree. Sí tuve una relación cercana. Me llamaba la doctora, Cristina, y yo iba a su casa, muchas veces de forma diaria cuando dejó de ser Presidenta. Durante 2016, cada vez que ella estaba en Río Gallegos, si estaba cuatro días, yo iba los cuatro días. Tenía una cercanía, no la niego. Nunca hablamos del tesoro, tampoco la tuve con Néstor".

Por último, reveló que mientras estaba preso en el penal de Marcos Paz, compartió pabellón con el ex ministro de Planificación Julio De Vido: "Le dije que iba a arrepentirme, él entendió que yo tomara esta decisión y que tenía que ver con estas cuestiones religiosas y teológicas. Nunca conversé con De Vido en ese sentido".

Seguí leyendo: