Los tribunales de Comodoro Py (Gustavo Gavotti)
Los tribunales de Comodoro Py (Gustavo Gavotti)

Son seis cargos de jueces en los tribunales más importantes para el poder y la política: Comodoro Py. Son lugares que siempre están bajo disputa pero hoy esa pelea tiene un condimento especial por las elecciones presidenciales.

En esa puja están hoy el macrismo y la oposición que encabeza el peronismo en el Consejo de la Magistratura de la Nación, el órgano encargado de la selección de los jueces nacionales y federales. El oficialismo busca avanzar en la designación de esos jueces para intentar que sea el presidente Mauricio Macri quien los designe y la oposición –en el Consejo están el Peronismo Federal con el senador Miguel Angel Pichetto, el Frente para la Victoria con el diputado Eduardo Wado De Pedro y el Frente Renovador con Graciela Camaño– demorar el trámite para que el nombramiento esté a cargo de un nuevo presidente afín al PJ que podría ganar las elecciones.

Ese es el escenario que Infobae recogió en diálogo con cinco integrantes del Consejo. "Es la lógica política de todo año con elecciones presidenciales. La expectativa de un cambio de Presidente para que sea el que nombre los jueces. Pasó siempre", recordó un hombre que trabaja en el tema.

La disputa está en el concurso 412 para cubrir dos vacantes en la Cámara Federal y en el 389 para cuatro cargos de jueces de los Tribunales Orales Federales.

La Cámara es la que revisa todas las investigaciones por casos de corrupción: decide procesamientos, sobreseimientos, qué causas avanzan y cuáles no. Hoy hay cuatro jueces, tres de ellos nombrados por el macrismo: Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi a través de un sistema de traslados que generó polémica y Mariano Llorens. El cuarto juez es Martín Irurzun. El oficialismo podría designar al 90 por ciento de su integración.

Los Tribunales Orales Federales son los que juzgan los casos de corrupción y hoy son la vedette de Comodoro Py. Por allí pasaron y fueron condenados el ex vicepresidente Amado Boudou por el caso Ciccone, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido por la tragedia de Once; está siendo juzgado Ricardo Jaime por su pasó por la Secretaría de Transporte y el ex secretario de Obras Públicas José López por sus bolsos con nueve millones de dólares.

La ex presidenta Cristina Kirchner comenzará a ser juzgada el 21 de mayo próximo por la obra pública que recibió Lázaro Báez y tiene otras cuatro causas en instancias de juicio oral. A los tribunales orales también llegará la causa de los cuadernos de la corrupción y eventualmente algún caso que involucre a funcionarios del actual gobierno.

El Consejo de la Magistratura de la Nación (Matías Baglietto)
El Consejo de la Magistratura de la Nación (Matías Baglietto)

Demasiado poder para que no haya disputa sobre quién ocupará esos lugares.

Al concurso por las cuatro vacantes en los tribunales orales se podría sumar una más. Es el lugar que dejó el fallecido Jorge Tassara en el Tribunal Oral Federal 2. La Comisión de Selección del Consejo podría sumar esa vacante la semana que viene.

Los dos concursos están en etapas distintas. El examen para la Cámara Federal se hizo en agosto del año pasado y se espera que De Pedro, diputado del Frente para la Victoria y uno de los dirigentes más cercanos a Cristina Kirchner, presente el puntaje por los antecedentes de los candidatos. Lo tiene para resolver desde diciembre pasado. Sin eso el concurso no puede avanzar.

La semana pasada en la reunión de la Comisión de Selección su presidente, el juez Juan Manuel Culotta, le pidió a De Pedro que avanza con ese dictamen. También se lo reclamó a otros consejeros.

En el macrismo ya tiene una idea en carpeta: si De Pedro no presenta el puntaje van a proponer sacarle el concurso y que pase a otro consejero o a la propia Comisión. La propuesta la hizo el diputado del PRO Pablo Tonelli pero no es la idea que comparten todos los consejeros. En el caso de los Tribunales Orales Federales ya están los puntajes por el examen y los antecedentes y se elaboró el orden de mérito de los postulantes.

"Nuestro criterio general es avanzar siempre lo más rápido posible en estos y en todos los concursos", dicen en el oficialismo. "No le vamos a regalar algo que podemos resolver nosotros", sostiene un hombre de la oposición.

Hay un dato clave en el juego político: si el concurso avanza y el Consejo termina su trabajo manda al Poder Ejecutivo una terna de candidatos. Cuando eso ocurre el Presidente debe elegir solo entre esos postulantes. Si el concurso se mantiene en la esfera del Consejo las preferencias sobre los nombres pueden variar entre la oposición y el oficialismo.

¿Cuál es la postura del resto de los consejeros, como los jueces y los abogados? "Los que no tenemos una camiseta seguiremos trabajando para que los concursos salgan en un plazo razonable y siempre necesitamos el acuerdo de todos para que se aprueben", dice uno de ellos que además la analiza la situación: "La oposición esta orejeando, jugando al truco. Y el objetivo del oficialismo es voluntarista porque es difícil que den los plazos".

Una de las salas de audiencias de los Tribunales Orales Federales
Una de las salas de audiencias de los Tribunales Orales Federales

En eso último coincidentes todos. Los concursos tiene pasos con plazos que se deben cumplir y eso se suma que la mitad del Consejo está integrado por diputados y senadores que a mitad de año entrarán en campaña y pocos creen que el organismo puede sesionar con regularidad. Y el otro punto es que el nombramiento definitivo de un juez está en manos del Senado donde el peronismo tiene mayoría y si bien hasta ahora nombró a todos los jueces que el presidente Macri propuso eso puede cambiar. "A mediados de mayo es la última fecha que el Senado tiene previsto tratar pliegos de magistrados que ya mandó el gobierno y además los senadores también entran en campaña", destacó un juez.

"En este mandato o en el que viene el que va a nombrar a los jueces de Comodoro Py va a ser Macri", dicen en el oficialismo. "Eso lo veremos", desafían en la oposición. La carrera presidencial también se juega en la justicia.