Amado Boudoy está preso en el Penal de Ezeiza (Matias Baglietto)
Amado Boudoy está preso en el Penal de Ezeiza (Matias Baglietto)

La Justicia rechazó la excarcelación del ex vicepresidente la Nación, Amado Bodou, en el marco de la causa por la venta de la imprenta Ciccone Calcográfica.

La decisión fue tomada por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Gustavo M. Hornos (presidente), Mariano Hernán Borinsky y Javier Carbajo.

Los magistrados declararon "inadmisible" un recurso extraordinario federal presentado por la defensa de Boudou contra la decisión de esa Sala que había hecho lugar al recurso de Casación interpuesto por el representante de la Unidad de Información Financiera.

"Tampoco cabe hacer excepción a la arbitrariedad de sentencia que también alega. Para que prospere la impugnación con ese respaldo es menester que se demuestren defectos graves en la decisión recurrida que la descalifiquen como acto jurisdiccional válido, lo cual la defensa no ha conseguido acreditar en autos", sostiene el fallo.

Boudou fue condenado a 5 años y 10 meses por el caso Ciccone (Nicolás Stulberg)
Boudou fue condenado a 5 años y 10 meses por el caso Ciccone (Nicolás Stulberg)

Asimismo, la Sala IV fijó audiencia de informes para el 2 de mayo próximo, oportunidad en que escuchará a las partes para luego resolver respecto de la condena impuesta a Boudou -entre otros imputados- por el Tribunal Oral Federal 4, que lo condenó a 5 años y 10 meses de prisión por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública considerar y cohecho, ordenando su inmediata detención.

El 7 de agosto pasado, ese mismo Tribunal también condenó a cinco años y medio de cárcel a su amigo, José María Núñez Carmona, por ser partícipe necesario. Hubo más condenas pero ellos dos fueron los únicos que fueron a la cárcel.

En una decisión que sorprendió a los propios protagonistas, el TOF 4 (en una votación dividida) resolvió que quedaran detenidos, inmediatamente. Así, volvieron a la prisión de Ezeiza en la que ya habían estado presos entre noviembre de 2017 y enero de 2018 por decisión del juez Ariel Lijo, en el marco de una investigación ampliada a las sospechas de enriquecimiento ilícito y/o lavado de activos.

Sin embargo, en diciembre, la defensa de Boudou pidió la excarcelación al mismo tribunal que lo había condenado, usando los los argumentos que el propio Lijo había firmado días antes para no disponer prisiones preventivas en los procesamientos del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray y la ex jefa de la Casa de la Moneda Katya Daura.

Seguí leyendo: