El financista Alejandro Raele describió ante la Justicia la vida lujosa que mantenía el ex secretario presidencial Daniel Muñoz. Lo hizo con la intención de sumarse a la lista de arrepentidos, una posibilidad hasta ahora rechazada por el juez Claudio Bonadio. Los datos se los brindó su amigo Sergio Todisco, uno de los testaferros de Muñoz. Fue días después de que explotara el escándalo de Panamá Papers, cuando Raele descubrió que el dinero enviado al exterior no era de Todisco sino de Muñoz.

Durante esa extensa conversación, según el testimonio del financista al que tuvo acceso Infobae, Todisco relató sus "travesuras" junto a Muñoz. El arrepentido confesó que le compraba los pasajes en efectivo desde Uruguay para esquivar los controles. Y que "manejaba las tarjetas de crédito de todas las sociedades" con ese mismo fin.

Todisco también aseguró haber comprado una camioneta Range Rover Evoque para Muñoz y su mujer, Carolina Pochetti. Y hasta reveló que se ocupaba "de dejar las heladeras llenas en los departamentos" de Estados Unidos para congraciarse con sus clientes.

Una Range Rover Evoque, el auto que le habría comprado Todisco a Muñoz.
Una Range Rover Evoque, el auto que le habría comprado Todisco a Muñoz.

Los lujos de Muñoz llegaron hasta Bahamas. "(Todisco) Me dijo que habían compartido un viaje con Muñoz y Pochetti a Bahamas, en el complejo Atlantis, en The Cove, que es una parte exclusiva para adultos", detalló Raele ante los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo.

The Cove es un lugar reservado del lujoso hotel Atlantis. "La propiedad de ultra lujo fue diseñada por el arquitecto Jeffrey Beers para traer un alto diseño junto con el océano más azul y arena de color perla. El resultado es un vestíbulo al aire libre en sincronía con el amanecer y el ocaso, un exclusivo poolscape que roza suavemente las playas privadas, impresionantes y sensuales habitaciones y suites, una colección de inigualables restaurantes y tiendas, y un servicio de propósito entregado con la calidez de las Bahamas", reza en su página web.

El hotel Atlantis, uno de los más lujosos del Caribe.
El hotel Atlantis, uno de los más lujosos del Caribe.

En esa misma charla con su amigo financista, al que había "usado" para girar una parte de la fortuna de Muñoz a Estados Unidos, Todisco contó detalles de la boda del ex secretario presidencial: "Quería regalarle un Rolex y Pochetti se mató de risa, le dijo que (su marido) tenía todos los relojes que quería". Al final, Todisco le regaló 10 mil dólares que puso en una urna para "donaciones".

Pochetti recuperó su libertad después de declarar como arrepentida (Adrián Escandar)
Pochetti recuperó su libertad después de declarar como arrepentida (Adrián Escandar)

Raele y Todisco hablaron por última vez el 7 de diciembre pasado. El encuentro fue en la fábrica de la familia de Todisco, en Mar del Plata. El testaferro de Muñoz acababa de recuperar su libertad. No quería hablar por teléfono. Raele viajó junto a su mujer y se alojó en el hotel Sheraton de esa ciudad.

La charla duró más de tres horas. Todisco parecía distante con su amigo de toda la vida. Raele quería saber si lo había mencionado ante el juez Claudio Bonadio y los fiscales de la causa de los cuadernos. Se lo preguntó sin dar vueltas. Pero Todisco no se animó a decir la verdad. "Me dijo que no me había mencionado. Me indicó que había mencionado a JONESTUR, JOVINASSO y ALHEC TOURS", contó el financista cuando declaró con la intención de sumarse a la lista de arrepentidos.

Sergio Todisco
Sergio Todisco

La extensa conversación terminó de manera amigable. Hicieron una recorrida por la fábrica y quedaron en verse para Fin de Año. Pero fue la última vez. Tiempo después, Raele se enteró por los medios de que su amigo lo había delatado.

Ante los fiscales, Raele también relató una conversación que mantuvo a solas con Todisco en un hotel de Puerto Madero, un mes antes de su detención. El testaferro de Muñoz buscaba llegar a un acuerdo con las otras partes involucradas. Raele le aconsejó que "ponga al tanto" a su familia de lo que estaba ocurriendo.

Sobre el final de su declaración, el financista se encargó de remarcar que Todisco le había dicho, en más de una ocasión, que tenía contactos políticos que lo podían ayudar, y hasta mencionó que podía llegar a la ex presidenta Cristina Kirchner. "Me contó que tenía buena relación o buenos contactos. dando a entender de que esos contactos podían llegar a funcionarios de mayor jerarquía a Muñoz como podría ser la entonces Presidenta o ministros", aseguró el dueño de Financlass.

Infobae reveló ayer que Raele admitió ante la Justicia que Todisco le llevaba bolsos repletos con billetes de 500 euros para enviara al exterior. Y hasta detalló que tenían "olor a humedad" y las "banditas elásticas podridas". Pero dijo que nunca supo su origen ilícito.