Mauricio Macri recibirá a los primeros mandatarios de Chile, Paraguay y Uruguay en la Quinta de Olivos (Fabián Ramella)
Mauricio Macri recibirá a los primeros mandatarios de Chile, Paraguay y Uruguay en la Quinta de Olivos (Fabián Ramella)

Hoy al mediodía, en la quinta de Olivos, Mauricio Macri compartirá una ensalada frugal con Sebastián Piñera, Mario Abdo y Tabaré Vázquez para relanzar la candidatura conjunta de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay al Mundial 2030. El Presidente también aprovechará la oportunidad para debatir la situación económica en Venezuela y la factibilidad geopolítica del Prosur, un mecanismo multilateral que pretende consensuar Piñera para reemplazar la agonía inevitable del Unasur.

Alejandro Domínguez, titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), participará del almuerzo presidencial hasta que se agote la agenda del Mundial 2030. Domínguez es una pieza clave para articular una propuesta que es inédita en la organización de los mundiales: nunca se presentó una candidatura liderada por cuatro países, y menos aún que esos países sean emergentes y con una larga historia de crisis económicas.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol (AP/Jorge Saenz)
Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol (AP/Jorge Saenz)

Para la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), la alianza entre Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay tiene una complejidad estructural que complica sus chances para obtener la organización del Mundial 2030.

La FIFA argumenta –en sus reuniones informales en Zurich- que nunca hubo un torneo global organizado por cuatro estados y que la situación económica regional puede conspirar para disponer de fondos que financien la construcción de estadios, vías de acceso, comunicaciones y otras infraestructuras que se despliegan en un mundial de fútbol.

Los presidentes Sebastián Piñera y Mauricio Macri.
Los presidentes Sebastián Piñera y Mauricio Macri.

La réplica de Macri, Abdo, Vázquez y Piñera a esos argumentos son predecibles y sujetos a una condición futura de difícil comprobación en el presente. Los cuatro presidentes aseguran que la situación económica regional ya estará consolidada en 2030 –incluida la Argentina—y que los cuatro estados participantes tienen una larga historia vinculada al fútbol que garantiza calidad en la organización y la presencia masiva de turistas en las canchas de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

Diferencias con Venezuela

Cuando concluya el tratamiento de la eventual candidatura de los cuatro países al Mundial 2030, Macri, Abdo, Vázquez y Piñera analizarán la compleja situación política y económica de Venezuela. En este contexto, es sencillo predecir que Vázquez marcará sus diferencias diplomáticas con Macri, Piñera y Abdo, que proponen el desplazamiento de Nicolás Maduro y el comienzo de una transición democrática que debería concluir en elecciones libres y transparentes.

Juan Guaidó junto a Mario Abdo Benítez (AFP)
Juan Guaidó junto a Mario Abdo Benítez (AFP)

El presidente uruguayo considera que Maduro debe permanecer en el Palacio Miraflores y que la asistencia humanitaria tiene que hacerse a través de las Naciones Unidas (ONU). Macri, Abdo y Piñera no descartan utilizar a la ONU para atenuar la crisis humanitaria que enfrentan los venezolanos, pero consideran que la clave de la transición es el desplazamiento inmediato de Maduro y su nomenclatura.

Para Macri, Abdo y Piñera, el régimen populista ya cumplió su ciclo y hay que forzar la renuncia de Maduro para permitir que la sociedad venezolana pueda elegir sin obstáculos a su nuevo jefe de Estado. Vázquez, en cambio, junto a sus colegas de México, Italia, China, Rusia e Irán, sostiene que el líder populista debe permanecer en el cargo e iniciar una negociación con Juan Guaidó –presidente interino de Venezuela—para encontrar una solución pacífica a la crisis.

Nicolás Maduro y Tabaré Vázquez
Nicolás Maduro y Tabaré Vázquez

Los cuatro jefes de estado saben que es poco probable que Maduro y Guaidó se sienten en la misma mesa para enterrar un ciclo político que inició con Hugo Chávez y el precio del petróleo a niveles históricos. Y en este sentido, la estrategia uruguaya se parece más a un posición del deber ser diplomático que a una propuesta vinculada a la realpolitk y a las condiciones objetivas que se observan en Venezuela.

Con todo, Macri, Vázquez, Abdo y Piñera tienen una coincidencia básica e indispensable: se niegan a avalar una aventura militar –golpe interno o invasión—promovida por Donald Trump para desterrar a Maduro y sus generales. Una posibilidad que, por ahora, la Casa Blanca descarta.