El Gobierno analizó en la reunión de Gabinete nacional que se realizó en Casa Rosada la situación de los dos iraníes que fueron detenidos por haber ingresado con pasaportes israelíes que fueron robados, a través de un informe que realizó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Quiero llevar tranquilidad a la sociedad de que están tomando las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los argentinos", dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio a la salida del encuentro.  Por su lado, el ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que "el Estado está garantizando la seguridad de todos".

Frigerio consideró que el ingreso a través de la oficina de Migraciones del Aeropuerto Internacional de Ezeiza se debió a "un error humano", a pesar de lo cual los empleados fueron cesanteados de sus funciones y aseguró  que los iraníes "venían de otros (?) países europeos, así que evidentemente siempre puede haber un error, los errores se subsanaron, las personas están detenidas, las personas que cometieron un error están cesanteadas en sus funciones, funcionaron los sistemas de seguridad que antes no existían en la Argentina".

"Recordemos que antes no teníamos la base con los datos de Interpol para los ingresos y egresos del país, hoy la tenemos, al igual que el sistema de alerta temprana que tenemos en los ingresos aéreos, todos esos sistemas funcionaron bien, hubo una falla humana que determinó que esta gente que ingresó con pasaporte falso haya podido ingresar al país", explicó.

Infobae quiso saber si se trataba de una falla humana o en realidad hubo complicidad. "Eso está en período de investigación, están cesanteadas en sus funciones, el Ministerio de Seguridad está detrás de este tema, puede haber una falla cuando se falsifican documentos públicos". Por cierto, "las fallas humanas pueden existir, el trabajo nuestro es minimizarlo".

Anoche, la Dirección Nacional de Migraciones emitió un comunicado explicando que los dos iraníes ingresaron el martes pasado y que "al producirse esos dos tránsitos funcionó correctamente el Sistema Integral de Captura Migratoria (Sicam) que se utiliza en el control de entradas y salidas del territorio, como el sistema de Interpol I-24/7 que dio la alerta por posible documentación robada/perdida y el sistema de Información Anticipada de Pasajeros (API), que detectó inconsistencias entre los pasajeros embarcados en España y los que desembarcaron en Ezeiza".

"Sin embargo, el personal de supervisión que debía autorizar el ingreso de los dos extranjeros no verificó adecuadamente la información de la que disponía, y no siguió el protocolo que existe hace dos años para tales casos, por lo que se inició sumario administrativo para determinar las responsabilidades correspondientes".

Garavano destacó que "los errores humanos rápidamente se pudieron subsanar, cambiaron de hotel tres veces y no obstante eso fueron rápidamente identificadas y ahora están detenidas, están declarando en la justicia. Creo que está bajo investigación judicial, está el juez Rodríguez en indagatoria", destacando el rol que tuvo el Ministerio de Seguridad en el asunto.

Ante la insistencia de la prensa acreditada, Frigerio remarcó que "a partir de esta incorporación de esta tecnología esta información salió a la luz, antes había muchos hechos de esta naturaleza que no se podían conocer porque no estaba la inversión que hoy está en todos los puestos fronterizos".