Prat Gay y Lousteau le reclamaron al Gobierno mayor apertura para consensuar políticas económicas de cara a las elecciones

Lo hicieron en Neuqúen. Viajaron para respaldar al candidato a gobernador por Cambiemos, Pechi Quiroga, y cuestionaron que el círculo rojo del macrismo no incorpore otras miradas ni discuta las recetas económicas en el marco de un intercambio plural y diverso para mostrar cohesión y previsibilidad

 
Martín Lousteau y Alfonso Prat Gay elogiaron la gestión de Pechi Quiroga, el candidato a gobernador de Cambiemos en Neuquén
Martín Lousteau y Alfonso Prat Gay elogiaron la gestión de Pechi Quiroga, el candidato a gobernador de Cambiemos en Neuquén

El ex ministro de Hacienda y precandidato a gobernador por Tucumán, Alfonso Prat Gay, coincidió con el economista Martín Lousteau, ex embajador en Estados Unidos, en que la única forma de generar una mejora económica sustantiva en el país es "recuperando el camino del consenso". Para eso propugnaron que el Ejecutivo se abra a las distintas ideas dentro de la coalición de gobierno de manera de dar señales de previsibilidad y cohesión fuera y dentro del país.

Aunque ambos radicales fueron cautos con sus palabras, le apuntaron sin mencionarlo al núcleo duro del gobierno, encabezado por el jefe de gabinete Marcos Peña, por no discutir con pluralidad de miradas los diversos diagnósticos y posibles soluciones para retomar la senda del crecimiento.

Se trata de un viejo reclamo que resurgió un mes atrás en relación al armado político dentro de Cambiemos y que ahora se expande como demanda y receta para mejorar la política económica de cara a las elecciones de octubre.

Prat Gay y Lousteau deslizaron estos conceptos este miércoles en Neuquén, adonde viajaron junto a otros importantes referentes de la Unión Cívica Radical para respaldar la candidatura a gobernador de otro correligionario: el intendente capitalino Horacio "Pechi" Quiroga, quien medirá fuerzas este domingo contra el mandatario provincial Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino, y contra Ramón Rioseco, el adalid del PJ aliado al kirchnerismo en esa provincia. Ellos tres, entre un total de nueve candidatos, lideran las encuestas en intención de voto.

Tras describir a Quiroga como "uno de los mejores intendentes que tiene la República Argentina, capaz de transformar a la provincia", otros importantes referentes de la UCR también encomiaron su modelo de gestión y diálogo. En la recta final de la campaña, viajaron para esos propósitos los candidatos a gobernador por Santa Cruz y La Pampa, el senador Eduardo Costa y Daniel Kroneberger, y la candidata a vicegobernadora por Río Negro, Flavia Boschi. También viajo Enrique "Coti" Nosiglia, aunque no hizo declaraciones públicas.

"La frustración económica que sienten hoy una gran mayoría de argentinos tiene un origen más profundo que es la incapacidad de la dirigencia política en ponerse de acuerdo. Si no hay discusión interna, si no hay búsqueda de incorporar al que piensa diferente y si no hay una convicción de que el consenso es el único camino, cualquier mejora económica va a ser transitoria", postuló Prat Gay durante una conferencia de prensa del bloque radical.

Recordó que ese fue el camino seguido durante el primer año de gobierno de Cambiemos en el que él estuvo a cargo del Ministerio de Hacienda porque entonces "el gobierno nacional proponía como norte el consenso con otras fuerzas políticas para dejar atrás" la herencia kirchnerista.

"Hoy lo que tenemos que hacer—continuó—  es recuperar el camino del consenso, de las ideas distintas para que esa síntesis dé previsibilidad" que es "el principal problema que tiene hoy la economía argentina", sostuvo Prat Gay.

Atribuyó esa carencia "a una dirigencia política que tiene más propensión a mirarse el ombligo y a ver a qué cargo puede sacar, que a ganar la batalla de los valores y del desarrollo, una palabra que casi desapareció del léxico de los economistas", señaló. Y desde ese punto de vista, continuó,  lo que ocurra en Neuquén será mirado por el resto de la Nación.

El intendente de Neuquén y candidato a gobernador de Cambiemos, Horacio “Pechi” Quiroga
El intendente de Neuquén y candidato a gobernador de Cambiemos, Horacio “Pechi” Quiroga

Puso como ejemplo a Quiroga "de lo que podría ser la Argentina si tuviéramos diálogo, la civilidad de escuchar a los demás y la vocación de transformar".

En línea con los conceptos que hace tiempo viene expresando, Lousteau abogó primero por el trazado de un diagnóstico desde múltiples miradas, seguido por una discusión profunda y plural acompañada por un armado político lo suficientemente amplio para llevar adelante las recetas más eficaces.

"Hay que estar dispuestos a compartir codo a codo los costos políticos en la aplicación de esas fórmulas y la primera que debe pagar los costos de lo que hay que hacer es la política", sostuvo Lousteau.

Seguro de que los desvelos económicos son el eje central en toda elección, propuso no discutir la herencia kirchnerista sino "discutir la economía hacia adelante". Y volvió a enarbolar que para que Cambiemos vuelva a ser gobierno antes se deben contrastar diagnósticos, ver cómo se mejora y después entablar un consenso lo más amplio posible sobre lo que hay que hacer para presentárselo a la sociedad.

Se trata de "brindarle al ciudadano—sintetizó—, un futuro que se asemeje lo más posible a un presente, en donde sepamos que estamos transitando hacia la prosperidad".

La interna en Cambiemos

Consultado Quiroga en relación a si estaba distanciándose del gobierno de Mauricio Macri por una declaración reciente en la que aseguró que a él "no lo parió Cambiemos", el candidato radical rechazó esa lectura de manera categórica. Explicó que antes, en 1972, él se adhirió a la UCR y que su irrenunciable pertenencia a Cambiemos obedece a un acuerdo político posterior.

Al fijar su postura sobre la posibilidad de que la UCR promueva a un candidato o binomio antes o durante las primarias, sostuvo "que a nadie se le puede negar el derecho a competir", pero esa discusión debe darse de manera responsable entre cada una de las fuerzas que componen Cambiemos. "Lo que quiero es que podamos desembarazarnos de una vez por todas de ese gen maldito que es el populismo en la Argentina", arremetió.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR