Mauricio Macri y Gerardo Morales, durante una visita del Presidente a Jujuy (foto de archivo: Presidencia)
Mauricio Macri y Gerardo Morales, durante una visita del Presidente a Jujuy (foto de archivo: Presidencia)

Gerardo Morales, el único gobernador de la coalición de gobierno que hasta ahora no definió el calendario electoral de su provincia, empezará a resolver la fecha desde esta misma tarde, cuando se reúna con Mauricio Macri en la quinta de Olivos.

El encuentro, pautado para las 16 según la agenda presidencial, estaba pendiente desde hacía varias semanas. Incluso, se empezó a especular con la reunión desde el momento en que el gobernador Alfredo Cornejo oficializó el desdoblamiento de los comicios mendocinos, separados de los nacionales, en la primera semana de febrero.

Aquella decisión del mandatario de Mendoza fue consensuada con la Casa Rosada, a pesar de la tensión creciente desde fin del año pasado entre la UCR y el PRO.

Según las fuentes, Morales también avanzaría en el desdoblamiento. El anuncio sería inminente. Es, en ese sentido, una estrategia diferente a la adoptada por los mandatarios del PRO: es que tanto Horacio Rodríguez Larreta como María Eugenia Vidal definieron atar su suerte a la de Macri. En el almuerzo de verano en Villa La Angostura, desde Cambiemos se ocuparon de dejar trascender que los pasos a seguir en los distritos del oficialismo serían consensuados.

En Jujuy, por caso, la impopularidad del Presidente registra niveles muy altos, al igual que en el resto de las provincias del norte del país. Morales seguiría en esa línea la de más de media docena de gobernadores que también avanzaron con la separación de las elecciones.

En paralelo, los cortocircuitos entre el PRO y el radicalismo por los cierres de listas se agigantaron en las últimas semanas. En la mayoría de las provincias, los candidatos de Cambiemos son de origen radical. En La Pampa, por caso, el diputado Daniel Kroneberger, de la UCR, se impuso sobre Carlos Mac Allister en la interna local a mediados de febrero. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se ocupó de recibir a las pocas horas al legislador ganador en Casa Rosada para disminuir la tensión.

Pero en los últimos días, el pedido de sectores radicales para que el Gobierno habilite una PASO a nivel nacional empezó a sonar con más fuerza. En ese contexto, Morales empezará a definir esta tarde el calendario jujeño.

El cónclave con Macri será cuatro horas después de que el Presidente termine su mensaje ante la asamblea legislativa, en el inicio de las sesiones ordinarias del Parlamento. Un discurso en el que intentará dar señales optimismo, en medio de una situación económico y social agobiante.