Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte, y el desafío de no incomodar al gobierno en un año electoral
Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte, y el desafío de no incomodar al gobierno en un año electoral

La Corte Suprema de Justicia de la Nación se reunirá hoy. Por los temas que están pendientes de definición, la expectativa del gobierno nacional está puesta en si finalmente los ministros fijan un cronograma de sentencias, como se realizó a fines del año pasado.

Los cinco jueces, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti, se reunirán a las 10 en su habitual encuentro de acuerdo de los martes. Además de discutir los casos del día, uno de los puntos será buscar un acuerdo para fijar la agenda de las próximas semanas.

Son varios los casos que podrían ingresar en ese esquema, algunos de ellos de alto impacto político y otros con trascendentes repercusiones económicas. De esos expedientes, hay tres que ocupan (y preocupan) al Poder Ejecutivo: el planteo de Felipe Solá contra el decreto que habilitó el blanqueo de capitales para familiares de funcionarios (CAF 81283/2016); el amparo del Defensor del Pueblo para que se aplique el índice de movilidad Badaro a los haberes (CSJ 45/2009); y García, el jubilado que hizo una presentación para que no le cobren el Impuesto a las Ganancias y podría provocar una ola de juicios con reclamos similares (FPA 7789/2015).

Fuentes del cuarto piso del Palacio de Tribunales resaltaron a Infobae que Maqueda, Lorenzetti y Rosatti mantienen en líneas generales coincidencias sobre los aspectos centrales de estos casos. El presidente del tribunal, Rosenkrantz, se encuentra en una situación incómoda porque quiere evitar definiciones que le representen un dolor de cabeza a Cambiemos en el inicio del año electoral. Elena Highton de Nolasco ha mostrado una actitud cambiante y su postura podría variar en cada discusión.

 
Los jueces de la Corte Suprema (CIJ)
Los jueces de la Corte Suprema (CIJ)

Hay otros trámites importantes que esperan una decisión del tribunal más importante de la Argentina. Por ejemplo, se analiza si la Corte resolverá en breve el caso de la provincia de La Rioja sobre la consulta popular para modificar la Constitución local e incorporar la reelección del gobernador, lo que fue objetado judicialmente por Cambiemos. El expediente fue devuelto a la Corte el viernes pasado luego de la revisión del procurador general Eduardo Casal (CSJ 96/2016 y CSJ 125/2019).

Además, hay varias provincias –Santa Cruz (CSJ 1618/2018), Chubut (CSJ 1700/2018), Santiago del Estero (1896/2018), Catamarca (1802/2018), Formosa (CSJ 2267/2018) y Tierra del Fuego (CSJ 1739/2018)- que hicieron reclamos por el fondo sojero.

Otros reclamos en materia económica los llevaron los jueces de Chaco (CSJ 3613/2014). Quieren que sus sueldos estén equiparados a los de sus colegas nacionales. También se analiza en el máximo tribunal la prescripción de las acciones civiles vinculadas a víctimas de la dictadura.

La política de una agenda preestablecida de temas se utilizó en las últimas semanas de 2018. A fines de noviembre se difundió un cronograma con los casos cuyas sentencias se iban a dictar los martes.  Así, el máximo tribunal emitió decisiones sobre el cobro de impuesto a las ganancias a los jueces, la ley de lemas de Santa Cruz, la aplicación del 2×1 para represores y la aplicación de un índice para la actualización de las jubilaciones.

El nuevo encuentro de los jueces de la Corte tiene como antecedente un fallo de alto impacto político y económico que dictaron la semana pasada: ordenaron al Estado Nacional a pagarle 15 mil millones de pesos a la provincia de San Luis por coparticipación.

Seguí leyendo: