El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, presentó hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el plan de política de derechos humanos del gobierno argentino y destacó el trabajo que hizo la Argentina junto con Gran Bretaña para llevar adelante el Plan Humanitario de identificación de los soldados caídos en la guerra de Malvinas.

"A partir de la renovada disposición de ambos gobiernos para mantener un diálogo constructivo, en diciembre de 2016, la Argentina suscribió con el Reino Unido y el Comité Internacional de la Cruz Roja -bajo la fórmula de salvaguardia de soberanía- el Plan de Proyecto Humanitario, a fin de identificar a nuestros héroes caídos en el Conflicto del Atlántico Sur de 1982, originalmente sepultados en el cementerio de Darwin, Islas Malvinas, bajo la leyenda "Soldado argentino solo conocido por Dios", dijo Avruj.

De esta manera, el funcionario argentino destacó que  hasta el momento, fueron identificados 110 soldados, de los 122, en el marco de esta Iniciativa humanitaria, y subrayó: "no vamos ahorrar esfuerzos hasta lograr identificar a los 12 restantes", dijo Avruj ante la asamblea que se reunió hoy en Ginebra para evaluar el avance de políticas de derechos humanos en el marco de Naciones Unidas.

A la vez, el secretario de Derechos Humanos destacó que el gobierno de Mauricio Macri continúa "con el proceso de memoria, verdad y justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar".

Así, Avruj remarcó que los avances logrados en esa materia tienen su correlato internacional en la "activa participación de nuestro país en numerosas iniciativas bilaterales como en la cooperación técnica brindada por el Equipo Argentino de Antropología Forense en el mundo y en la participación argentina en las principales iniciativas multilaterales sobre prevención del genocidio".

En ese marco, la comitiva argentina presidida por Avruj destacó que se presentaron las resoluciones sobre derechos humanos y justicia de transición, el uso de la genética forense para la identificación de víctimas de graves violaciones a los derechos humanos; derecho a la verdad; y se apoyó la renovación del mandato del Relator Especial para la promoción de la Verdad, la Justicia y las Garantías de no repetición.

El Consejo de Derechos Humanos es el principal órgano de las Naciones Unidas y fue creado por la Asamblea General en 2006 para reemplazar y continuar el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos, establecida 60 años antes.

La sesión vespertina estuvo además presidida por el embajador argentino ante Naciones Unidas, Carlos Foradori, ya que Argentina ejerce desde este año la vicepresidencia del Consejo de Derechos Humanos de ONU.

"Hemos manifestado nuestra preocupación por el grave deterioro de la situación de derechos humanos en Venezuela y Nicaragua, planteando con claridad la necesidad de promover el principio de no indiferencia que como estados democráticos tenemos que asumir", dijo Avruj al mencionar el compromiso de Macri en la defensa de libertades en Venezuela.

En otro orden de cosas, Avruj destacó que "por primera vez, hemos traído al seno del Consejo aquí en Ginebra el tema del atentado a la AMIA. Ratificamos nuestro firme compromiso para que todos los involucrados en este ataque terrorista sean juzgados. Y llevaremos a cabo en la sede de ONU un evento en ocasión del 25 aniversario que se conmemora este año. Esto se inscribe en una política de estado de hacer vivo el reclamo de justicia y condena al terrorismo en todos los ámbitos, tanto en nuestro país como a nivel internacional".

"Frente a la xenofobia, el antisemitismo y la islamofobia que avanza en el mundo, Argentina es un modelo donde el mundo puede inspirarse. Desplegamos una profunda política de inclusión y convivencia con todas las colectividades, lo cual quedó recientemente plasmado en el documento 'Argentina, Mosaico de Identidades' y en el histórico encuentro de representantes de más de 40 colectividades que residen en nuestro país con el Papa Francisco en la Santa Sede", recordó el secretario de Derechos Humanos.

Entre las tareas del Consejo de la ONU está la de orientar a los Estados miembros sobre políticas en la materia, examinar problemas que surjan en el ámbito de los derechos humanos y elaborar nuevas normas internacionales. También está encargado de evaluar la situación de los derechos humanos en cualquier lugar del mundo y estudiar los datos presentados por los Estados, las ONG y otras fuentes.