El ex presidente Mariano Rajoy sacó a España de la crisis con una fuerte política a favor de las exportaciones.
El ex presidente Mariano Rajoy sacó a España de la crisis con una fuerte política a favor de las exportaciones.

(Desde Madrid). España cargaba en el 2007 con una déficit en la balanza por cuenta corriente del 10% de su producto bruto en el 2007 y en el 2014 superó el 2% de superávit. En apenas siete años  aumentó 12% la capacidad exportadora y, lo que es todavía más sorprendente, aún continúa. ¿Cuál es el secreto de esa recuperación de la competitividad de la economía española?

Se lo preguntamos a Jaime García Legaz, por cinco años secretario de comercio del gobierno que lideró Mariano Rajoy, ex presidente español reivindicado estos días en su país por haberlo sacado de la fenomenal crisis que heredó en el 2011, generando una estabilidad macroeconómica de la que España gozó pocas veces en su historia. Economista de profesión, García Legaz es ahora director de la consultora Alula Capital y miembro del consejo de administración de Dia

-¿Cuál diría que fue el secreto de semejante éxito?

– Bueno, no sé si hay secretos. Lo que sucedió es que se hicieron las reformas que había que hacer, laboral, tributaria, en el sistema financiero, en la liberalización del comercio. Hubo una política firme de poner a España en la senda del crecimiento sostenido y se perseveró a pesar de las críticas. Sin ese marco, hubiera sido imposible obtener los resultados que alcanzamos en el comercio exterior. Por cierto, la crisis facilitó la toma de esas decisiones difíciles.

– ¿Cuál era la situación cuando se hizo cargo del área?

– La crisis era tan grande que en el 2011, a pesar de la fenomenal reducción de las importaciones por la caída de la actividad, el déficit de balanza llegaba a casi 4 puntos del producto. La situación estuvo muy mal en el 2008, 2009, 2010, pero ya en el 2013 las cosas empezaron a mejorar y en el 2014 fue clara la recuperación. El superávit de cuenta corriente se mantuvo en el 2015, 2016, 2017, 2018. Y ese es el gran cambio, es decir, que a pesar de la recuperación económica y del aumento de las importaciones, se mantienen por encima las exportaciones de bienes y servicios, lo que demuestra que se trata de un cambio estructural.

– ¿En qué sentido es un cambio estructural?

– Por empezar, España no había logrado esta perfomance por más de dos o tres años. Aumentaba las exportaciones, pero cuando se recuperaba el consumo, volvían a caer. Ahora se mantienen. Pero hay algo todavía más significativo en relación a la cantidad de empresas que exportan. En el 2011 había 98.000 empresas que exportaban. Hoy hay más de 150.000. Este salto en la masa exportadora, esa verdadera avalancha de empresas que decidieron salir a vender sus bienes o servicios al mundo es una clave, sin duda, porque es un cambio cultural en las pequeñas y medianas empresas españolas. Por último, se ampliaron los mercados. Antes se resumía a la exportación a los países de la Unión Europea, pero las exportaciones actualmente van a Estados Unidos, Latinoamérica, al norte de Africa, a oriente medio, a una gran cantidad de países que diversifican las chances para la producción española.

– ¿Cuál fue el rol del estado español en esta transformación?

– Se pasó de una cultura del subsidio a una cultura de la información y la formación, de una agencia de subsidios a una agencia de servicios. Existía el ICEX, pero solo daba subsidios. Cuando llegamos nosotros les dijimos a las empresas que no teníamos presupuesto para darles subsidios, así que diseñamos un sistema informático muy eficiente, al punto que la Organización Mundial del Comercio calificó al ICEX como la mejor agencia de apoyo a las exportaciones dentro de los países de la OCDE.

Macri y Rajoy en la Argentina, abril del 2018. Pocas semanas después dejó el gobierno por la moción de censura impulsada por Pedro Sánchez.
Macri y Rajoy en la Argentina, abril del 2018. Pocas semanas después dejó el gobierno por la moción de censura impulsada por Pedro Sánchez.

– Bueno, es algo que se dice muchas veces, pero muy pocas veces se hace. ¿Cómo es que una agencia de promoción puede promocionar efectivamente las exportaciones?

– El equipo es muy profesional, puso la información en red y en todos los puntos se tienen los datos disponibles. . Una demanda de ladrillos en Túnez es leída en una pequeña fábrica de Extremadura si está en la red. Es así de sencillo. Y los técnicos entrenan a los empresarios para postular y organizar la logística, en caso de que se concrete la operación.

– ¿Diría que el salto de las exportaciones es la razón por la que España recuperó la senda del crecimiento?

– Sin ninguna duda. Y no lo dijo yo, lo dicen los principales analistas de la OCDE. El gran motor fueron las exportaciones, porque permitieron un cambio estructural de largo plazo, facilitando una recuperación intensa y sostenida. Por cierto, la administración del estado hizo un trabajo extraordinario, porque se tomaron muchas medidas imprescindibles en la dirección correcta. Perseverar en ese camino es una garantía segura de éxito.

Javier García-Legaz fue el funcionario de Rajoy que facilitó el salto exportador de España después de la crisis.
Javier García-Legaz fue el funcionario de Rajoy que facilitó el salto exportador de España después de la crisis.

– ¿Cree que Argentina tiene chances de recuperar la senda del crecimiento fomentando las exportaciones?

– Por supuesto que sí. El Gobierno de Mauricio Macri inicio las reformas necesarias y si se persiste en estas políticas los resultados van a llegar, obviamente.  Lo que está haciendo es lo que tiene que hacer, y lo está haciendo con firmeza y convicción. El secreto para alcanzar los frutos es la continuidad, o sea, la clave política.