Bolsonaro asumió el martes la presidencia de Brasil y Sergio Moro juró como ministro de Seguridad (AFP)
Bolsonaro asumió el martes la presidencia de Brasil y Sergio Moro juró como ministro de Seguridad (AFP)

En la previa de la visita de Mauricio Macri a su par de Brasil Jair Bolsonaro, los ministerios de Seguridad de ambos países avanzaron en las últimas horas en una agenda tentativa para cerrar acuerdos bilaterales en varios puntos sensibles: la lucha contra el terrorismo, el combate al narcotráfico en las fronteras comunes y la extradición de personas con antecedentes penales.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich se comunicó telefónicamente con su par de Brasil, el ex juez Sergio Moro, integrante del gabinete de Bolsonaro. Ambos acordaron un esquema tentativo de trabajo que desarrollarán la semana que viene los jefes de Estado durante la reunión en Planalto.

"Fue un diálogo donde trabajamos una agenda bilateral con experiencias comunes y temas a trabajar como la lucha contra el crimen organizado, especial atención en el narcotráfico, el control integral en las fronteras, posibles extradiciones y límites a la entrada de personas con antecedentes penales", explicó un funcionario del Gobierno sobre la charla entre Bullrich y Moro.

Patricia Bullrich
Patricia Bullrich

La ministra de Seguridad -que habla perfecto el portugués- acordó con Moro también avances entre Brasil y Argentina en la coordinación de tareas de investigación para desbaratar grupos de narcos y células terroristas como Hezbollah en la Triple Frontera.

El ex juez Moro está comprometido con este tema y se lo hará saber al propio Macri en la reunión que mantendrá con Bolsonaro en Brasilia el miércoles próximo.

Moro fue responsable de la operación anticorrupción Lava Jato en primera instancia, que llevó a prisión a Luiz Inácio Lula da Silva y en la charla con Bullrich se entusiasmó con la idea de que las fuerzas de seguridad de Brasil y la Argentina empiecen a trabajar conjuntamente en lo inmediato.

Un último informe del Ministerio de Seguridad reveló que la presencia del grupo terrorista Hezbollah en la Triple Frontera constituye una amenaza para la región y alienta a seguir el camino trazado luego de la detención de los líderes del clan Barakat, financiado por el terrorismo islámico. Este será otro de los ejes de la reunión de Macri y Bolsonaro.

Mauricio Macri y Patricia Bullrich
Mauricio Macri y Patricia Bullrich

"Esperemos que Brasil siga en esa línea que hemos trazado y nos ayude a reforzar la lucha contra el terrorismo", detalló un funcionario de la Casa Rosada en la misma línea que maneja el Ministerio de Seguridad.

Las fuerzas armadas del país vecino pueden intervenir en operativos antinarcóticos, pero no son más de 5.000 los efectivos militares en todo el país. Así, la lucha contra los narcos está librada por los policías estatales que en algunos casos conviven con el narcotráfico.

En la Argentina las fuerzas de seguridad están integradas por casi 90.000 efectivos pero las Fuerzas Armadas solo pueden actuar para disuadir, como está ocurriendo ahora en el operativo de la frontera norte.