Garavano dialoga con Billingslea y Otamendi
Garavano dialoga con Billingslea y Otamendi

La Argentina y los Estados Unidos avanzaron hoy en una estrategia común tendiente a luchar contra el financiamiento del terrorismo, coordinar tareas de cooperación para la seguridad nacional y se comprometieron a profundizar el combate contra el narcotráfico en la región.

Estos acuerdos bilaterales se desprendieron de una reunión del ministro de Justicia Germán Garavano y el secretario de Justicia y ex presidente del Grupo de Acción Financiera (GAFI), Santiago Otamendi, que recibieron hoy al secretario adjunto para temas de Financiamiento Terrorista del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y actual presidente del GAFI, Marshall Billingslea.

"En el marco del diálogo bilateral entre la Argentina y Estados Unidos, Garavano y Billingslea se reunieron para identificar amenazas y vulnerabilidades comunes a nuestros sistemas financieros, implementar estrategias e iniciativas conjuntas para contrarrestarlas y proteger nuestra seguridad nacional", sostuvo el Ministerio de Justicia.

Durante un encuentro institucional acordaron trabajar para combatir el terrorismo, la financiación del terrorismo y el lavado de dinero vinculado a delitos graves como la corrupción, el narcotráfico y la trata de personas. También participaron de la reunión el embajador de los Estados Unidos, Edward Prado y funcionarios del Gobierno de los EEUU y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Santiago Otamendi, Marshall Billingslea, Germán Garavano y Edward Prado
Santiago Otamendi, Marshall Billingslea, Germán Garavano y Edward Prado

"Los ilícitos financieros y la corrupción pública habilitan, promueven y socavan el orden económico financiero, destruyen las instituciones públicas y ponen en riesgo a la población. La cooperación internacional es clave combatir estos delitos y el diálogo bilateral colabora en profundizar el compromiso de ambos países. Estamos estableciendo alianzas estratégicas para combatir estos ilícitos que atacan a nuestra sociedad", explicó Garavano.

La Coordinación Nacional para el Combate del Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo tiene la responsabilidad principal de reorganizar, coordinar y fortalecer el sistema nacional de lucha contra el lavado de dinero y contrarrestar el financiamiento del terrorismo, en respuesta a los riesgos específicos que pueden tener un impacto en el territorio nacional y los requisitos globales para una mayor eficacia en el cumplimiento de las obligaciones y recomendaciones internacionales establecidas por los Convenios de las Naciones Unidas y las Normas del Grupo de Acción Financiera (GAFI).

En este marco, en enero de 2017, la Coordinación comenzó a desarrollar la primera Evaluación Nacional de Riesgos en Materia de Financiación del Terrorismo y de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva a través de la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), lo que resulta una acción inédita a nivel regional, que fue celebrada por los funcionarios de los Estados Unidos.

Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia estrechó lazos con Estados Unidos para profundizar la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el financiamiento de grupos radicalizados en la región. De hecho, la detención de los miembros del grupo Barakat en la Triple Frontera formó parte de este acuerdo ya que hubo colaboración de Estados Unidos y una ardua tarea de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) con el Ministerio de Seguridad para desterrar este grupo relacionado con el movimiento terrorista Hezbollah.

Seguí leyendo: