Los coletazos del testimonio de la actriz Thelma Fardin, que denunció a Juan Darthés, llegaron a La Pampa. El director de Casa de la Juventud de la provincia, Nicolás Roó, fue denunciado por un presunto caso de abuso sexual por una joven de 18 años militante de la agrupación La Cámpora a la que pertenecía el funcionario. Tras conocerse la denuncia, Roó fue echado inmediatamente tanto del cargo como de la organización política.

La denuncia la realizó Otilia Pescara, oriunda de Victorica, un pueblo del interior pampeano. Luego de que se hiciera pública, el gobierno de La Pampa decidió rescindir su contrato laboral. "Mediante el decreto 4744/18, el vicegobernador de La Pampa, Mariano Fernández, con el acompañamiento de la firma de la ministro de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, revocan el cargo de director general de Casas de la Juventud de la provincia a Nicolás Roó. Además de revocar el decreto de nombramiento, se rescinde de los servicios prestados", informó el gobierno en un comunicado de prensa.

El abuso denunciado por la joven se dio a conocer el domingo pasado a través de las redes sociales. En su Facebook, Pescara relató los episodios que padeció durante 2017, cuando era novia de Roó.

"Hace unos días me decidí a escribir esta publicación tratando de detallar una serie de situaciones que viví con un varón. Ocurrieron ya hace bastante tiempo, pero desde entonces vuelven a mí en forma de tristeza y asco. Me decidí porque más allá de todo el miedo al 'qué dirán' que me produce contarlo, mayor es el grado de preocupación y enojo que me invaden cuando veo que un tipo que ya se maneja sexual afectivamente así, sigue impune rodeado de mujeres que no tienen idea de quién es", contó la denunciante.

"Hablo de Nicolás Roó. Lo conocí cuando empecé a militar en La Cámpora (Santa Rosa) a los 17 años. Se presentaba como referente de la juventud. Su imagen de autoridad me generaba mucho respeto. Me importaba mucho como él me viera. Es decir, hoy puedo decir que desde el principio existió una relación de poder muy fuerte. Me hacía sentir que no sabía nada ante él, un militante lleno de experiencia. Puntualmente la relación sexo afectiva que tuve con él, que en realidad no fue más que de opresión y coerción, comenzó cerca de marzo de 2017 (no recuerdo con exactitud)", añadió la joven.

Pescara recordó también que "la primera vez que estuve con Roó fue consensuado, pero las siguientes fueron por presión, negación de libertad o forzadas explícitamente. Fueron muchas pero trato de relatar brevemente las más violentas que recuerdo", continuó.

"Una vez mostrándome un galpón de un privado, en el cual tenía 'un futuro proyecto', mientras estaba mirando los alrededores me tomó, me tumbó hacia el suelo y contra la tierra con piedras me penetró … Otra vez fue llevándome a mi casa, estacionó el auto, y aunque dije que no, continuó amarrándome fuerte con sus manos y sus brazos. Luego paró el auto, salimos y me violó contra él. Cuando entendí que ante mi negación siempre conseguía lo que quería, con el tiempo mi cuerpo solo se dejaba guiar por los deseos del suyo. Cabe aclarar que es corpulento y pesado y tiene mucha superioridad física sobre mí", detalló la joven.

Finalmente, Pescara lamentó que haya habido gente que lo encubriera. "Es un animal. No me puedo imaginar cuántas mujeres más habrán sido víctimas de este 'nene bien' al que encubren tantas personas. Entre ellas la dirigencia de La Cámpora, porque ellos saben lo que pasó y el tipo sigue sus actividades normalmente, apareciendo en fotos, trabajando en campañas políticas y ocupando cargos. Pero ya me harté. Me harté de sentir que mi violador se ría de mí y de todas sus víctimas. Pero sobre todo me harté de sentir miedo".

@la_campora
@la_campora

Este lunes, Máximo Kirchner se refirió por primera vez a las denuncias de abuso sexual contra dirigentes de La Cámpora que se conocieron en los últimos días. "Tenemos que ser mejores. No puede ser un calvario para las compañeras militar en una organización sindical y política. Deben tener todos los resguardos necesarios", sostuvo el hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Seguí leyendo: