Mauricio Macri junto al primer ministro de India, Narendra Modi
Mauricio Macri junto al primer ministro de India, Narendra Modi

Así como en su momento se deslumbró con el legado de Nelson Mandela hasta convertirse en un ferviente devoto del líder sudafricano, Mauricio Macri ahora se encandiló con la India, su cultura, su crecimiento económico y, sobre todo, con el potencial que implica para generar negocios con la Argentina. Este entusiasmo del Presidente se traducirá en los hechos a partir de febrero cuando realice una visita de Estado para entrevistarse con el primer ministro Narendra Modi y conseguir una batería de acuerdos con proyección económica inmediata.

En los últimos 10 meses Macri se reunió con Modi en tres oportunidades. La última fue en la quinta de Olivos hace 15 días en medio de la cumbre del G20 y el próximo encuentro será en la primera semana de febrero en Nueva Deli.

Allí, el presidente argentino buscará potenciar las relaciones bilaterales y sacar provecho de un país que lo vislumbra por sus cifras gigantescas: India  tiene una población de 1,3 mil millones de personas, se trata de una economía que creció un 7% el año pasado, maneja un comercio global de 2 trillones de dólares y, extrañamente, la pobreza alcanza no más del 12%. Todo ello, en un país que vive en democracia y que ha logrado vivir al lado de la gigante economía de China como virtual competencia mundial.

"Estamos en el camino correcto para profundizar las relaciones bilaterales entre Argentina y la India. Hay interés de los dos lados por generar oportunidades de negocios de los dos países y creo que podemos lograrlo", expresó a Infobae el embajador de India en Argentina, Sanjiv Ranjan, quien se mostró entusiasmado con la visita de Macri a la India en febrero.

Presidencia
Presidencia

Desde Nueva Deli, el embajador argentino Daniel Chuburu también ultima los detalles del viaje junto con el Palacio San Martín para avanzar en una amplia agenda de temas que buscarán cerrar Macri y Modi con la firme intención de potenciar los vínculos entre ambos países.

La idea es ampliar la balanza comercial que hoy no supera los 3.000 millones de dólares entre ambos países, de los cuales USD 2.000 millones son a favor de la Argentina.

La gama de acuerdos en marcha entre India y Argentina es muy variada. Por ejemplo, se contempla un convenio de cooperación en el desarrollo satelital tanto para internet como para trabajos de exploración científica. India ha desarrollado nanosatélites que logran hacer una barrida de campo para obtener información de cambio climático, agricultura, pesca y mineras.

Desde el negocio de las energías renovables y convencionales el gobierno argentino observa en India una importante ventana de oportunidades por un simple motivo: la India compra al mundo más del 85% de la energía que consume.

En este sentido, no se descarta la posibilidad de cerrar un acuerdo para que la Argentina le venda petróleo a India y que a la vez haya un desarrollo de inversiones indias en el campo de la energía renovable. De hecho, India se ha convertido en líder en el campo de energía solar tras un fructífero acuerdo que selló con Francia.

También hay negocios en el horizonte en el campo de la agricultura para la compra de maquinaria agrícola argentina, silobolsa y la venta de alimentos. Actualmente la balanza comercial está concentrada en favor de la Argentina para la venta de aceite de soja. Pero India quiere comprar más alimentos y granos a nuestro país.

Hay otro espacio en el que Macri y Modi hablaron durante el desayuno de trabajo que compartieron en la quinta de Olivos y que próximamente desarrollarán en el viaje a Nueva Deli: la energía nuclear. Por medio de INVAP la Argentina acaba de terminar una planta de reactores para uso medicinal en Bombay y se prevé el desarrollo de nuevos proyectos en esta materia para el 2019 y el 2020.

El espinoso tema de la industria farmaceútica de la India siempre generó fricciones en las relaciones bilaterales. Desde que en el 2015 la Argentina incluyó a la India en el listado de países para importar medicamentos el resultado fue escaso y poco favorable para India. Los remedios de India son muy baratos pero la presión de la industria farmacéutica mundial hizo que aún no pudiera prosperar este negocio en la Argentina. Pero ahora Modi contempla extender a Macri una propuesta para desarrollar laboratorios indios en la Argentina y expandir los proyectos de investigación en biomedicina.

Macri llegará a Nueva Deli en un momento especial para Modi: se encuentra en medio de una campaña electoral por su reelección que culminará en abril por medio de una definición del Congreso, ya que se trata de un sistema parlamentarista.

El presidente argentino cree que este viaje puede ofrecerle a la Argentina una gran ventana de oportunidades como lo hizo en su momento con China y Estados Unidos. Solo que estos dos grandes tienen reglas de juego propias y una presencia mundial que deja a la Argentina en inferioridad de condiciones.