Germán Garavano volvió a referirse este jueves al reciente fallo del Tribunal Oral Federal 4, que benefició con la excarcelación a Amado Boudou, aunque esta vez fue un paso más: el ministro de Justicia dijo que espera que "se corrija".

"Ya me había referido a esta cuestión, cuando una persona es condenada a una pena de efectivo cumplimiento debería empezar la ejecución de la pena en ese momento. Cede el principio de inocencia que dice la Constitución nacional. Hubo tres jueces que condenaron. El fallo era claramente un retroceso, esto le hace muy mal a la imagen de la Justicia", dijo primero Garavano en conferencia de prensa en el Salón Sur de Casa Rosada, después de tradicional reunión de gabinete junto al presidente Mauricio Macri.

El martes, horas después del fallo por el caso Ciccone de las juezas María Gabriela López Iñíguez y Adriana Pallioti por el que el ex vicepresidente recuperó la libertad previo el pago de $1 millón, y con la implementación de una tobillera electrónica con un dispositivo de GPS, el ministro se había mostrado contrariado por la resolución, aunque había asegurado que era una decisión que "el Gobierno respeta".

Este jueves, tras la salida de Boudou del penal de Ezeiza, Garavano fue un poco más duro. "La gente no entiende estas idas y vueltas, esperemos que esta situación se corrija. Esperemos que la Justicia tenga en cuenta la mirada de la ciudadanía", resaltó en compañía del ministro Dante Sica.