Diego Santilli prometió aplicar "la mano justa" en la ciudad de Buenos Aires. El hombre que eligió Horacio Rodríguez Larreta para que asumiera las funciones de Martín Ocampo, quien renunció tras los incidentes que impidieron que la Superfinal de Copa Libertadores que jugara en el Monumental, explicó: "Mano justa es que el delincuente tiene que estar detenido". 

"Tenemos que trabajar para darle paz a los vecinos. Aquel que esté fuera de la ley, hay que ponerlo a disposición de la Justicia", dijo el vicejefe de Gobierno porteño, hoy a cargo del área de Seguridad, en una entrevista que concedió a TN.

Santilli indicó que busca reforzar "la actitud y compromiso" en la Policía de la Ciudad, creada hace poco más de dos años. "Que estén pendientes de mirar el delito, de prevenir que ocurra y tener una actitud a la hora de perseguir el delincuente".

"Hay que darle respaldo total a la Policía. Están para cuidar a los vecinos y tenemos que respaldarlos, los tenemos que bancar", consideró. Asimismo, prometió "tolerancia cero" ante cualquier hecho de corrupción en la fuerza.

"La gente nos pide terminar con la impunidad. Le tenemos que permitir a la sociedad que pueda vivir en paz. Eso significa que el que se quiera manifestar lo puede hacer ocupando dos carriles. Aquel que venga con palos y capuchas, no es lo que corresponde. Aquel que arroje una piedra, tenemos que actuar", concluyó.

Santilli también se manifestó a favor del protocolo sobre el uso de armas de fuego en las fuerzas federales que firmó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. "El 80% del reglamento lo tenemos representado en la ley", dijo.

SEGUÍ LEYENDO: