El Gobierno calificó de "extorsiva y absolutamente política" la manifestación de referentes del Polo Obrero y Barrios de Pie que desde la tarde del miércoles se manifestaron ante el Ministerio de Desarrollo Social, reclamaron más planes sociales y amenazaron con acampar por tiempo indeterminado hasta no tener una respuesta de la Casa Rosada.

"No vamos a ceder ante la extorsión. Estamos trabajando desde hace tiempo con el diálogo, la transparencia y para terminar con los intermediarios de los planes sociales", dijo a Infobae este miércoles por la noche un allegado a la ministra de Desarollo Social Carolina Stanley.

De esta manera el Gobierno rechazará de forma tajante el reclamo del Polo Obrero y Barrios de Pie que exigen la reapertura del Programa del Ingreso Social y aumento de las partidas de alimentos. También reclaman mejoras en los planes de empleo y un bono de fin de año.

En rigor, desde el Ministerio de Desarrollo Social explicaron que la exigencia planteada por los movimientos sociales que acamparon en la avenida 9 de Julio era que se les de el alta a 10.000 planes sociales. Así, explicaron, "no vamos a ceder ante la extorsión porque desde hace mucho tiempo que no nos manejamos tomando de rehén a la gente y repartiendo planes".

Además, desde el Ministerio que lidera Stanley explicaron que hace dos meses se empezó un programa de refuerzo de los comedores escolares en todo el país y se anunció el pago de un bono extra para fin de año para los beneficiarios de la AUH y otros programas.

Como adelantó Infobae el lunes pasado, desde la Casa Rosada se preparan para un diciembre complicado y con fuerte conflictividad social después de lo que se consideró como un éxito el operativo de seguridad de la cumbre del G20. Así, se dispuso el refuerzo de alimentos en los comedores, una profundización del trabajo social conjunto con la Iglesia y una coordinación de tareas con la gobernadora María Eugenia Vidal.

Ahora, ante el acampe piquetero, la ministra de Desarrollo Social se mantendrá en su postura y ya explicó a los manifestantes, por medio de sus funcionarios, que el Gobierno "no va a usar intermediarios de ningún tipo para repartir planes sociales" y remarcó también a sus allegados que "trabajamos mucho por la transparencia por lo que no nos van a correr de eso".

(Fotos Franco Fafasuli)
(Fotos Franco Fafasuli)

Por otra parte, desde la casa Rosada creen que la movilización con acampe del Polo Obrero y de Barrios de Pie tiene una "intencionalidad política" y apuntaron al referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien supuestamente se quiere posicionar como candidato a diputado de la izquierda.

Durante la tarde de ayer, efectivos de la Policía de la Ciudad impidieron el avance de las columnas de militantes y los interceptaron en la esquina de la calle Lima y la avenida Juan de Garay. Allí los manifestantes se quedaron por más de cinco horas debido a que las fuerzas de seguridad no los querían dejar pasar con elementos para hacer el acampe.

Cerca de las 20, los manifestantes comenzaron a caminar hacia la estación de trasbordo ubicada en Constitución para tomarse el subte y acercarse al Ministerio. Entonces, los efectivos policiales se trasladaron a la estación para impedir que los militantes pudieran viajar.

Sin embargo, un grupo de aproximadamente 100 personas logró bajar a la estación y se dirigió hacia el ministerio de Desarrollo Social. Minutos después, y luego de que se generaran empujones y corridas, la Policía de la Ciudad decidió cerrar el acceso al subte e impedir que bajaran a los andenes. Pero un grupo importante llegó a las puertas del Ministerio que lidera Stanley y armó el acampe.