(@ControllersAep)
(@ControllersAep)

Los aeropuertos de Ezeiza, Jorge Newbery y El Palomar incorporaron desde hoy un sistema diseñado específicamente para resguardar la seguridad del personal de tierra en condiciones meteorológicas con actividad eléctrica en las cercanías.

El denominado Servicio de Detección de Actividad Eléctrica fue adquirido por parte de la Empresa Argentina de Navegación Aérea SE a la empresa MARDET SRL representante oficial de Earth Networks, de los Estados Unidos.

El sistema sirve para "detectar los rayos que se producen tanto entre nubes como aquellos que tienen impacto en tierra, e informando dónde se producen las descargas (ubicación geográfica con una precisión menor a 175 m)", según informó en un comunicado el Ministerio de Transporte. Dichos datos permitirán estimar el efecto que dichas descargas podrán tener sobre los aeropuertos y sus operaciones.

"El personal que trabaja en las plataformas de dichos aeropuertos recibió capacitación para conocer los protocolos de seguridad y planes de acción diseñados para proteger su integridad física cuando se active una alerta amarilla o roja de actividad eléctrica. El sistema permite además acortar los tiempos de suspensión de operaciones en los aeropuertos cuando se produce actividad eléctrica, evitando interrupciones innecesarias", añadió la cartera de Transporte.

El nuevo sistema emite una alertas de distintos color (amarilla y roja) según la distancia de la actividad eléctrica al aeropuerto. En el caso de que sea a menos de 5 kilómetros, además de avisar de manera automática al personal operativo, activa una sirena y luces estroboscópicas.

Se espera que con el sistema se instale en los próximos días en los aeropuertos de Córdoba, Rosario, Salta, Tucumán, Bahía Blanca, Catamarca, Formosa, Iguazú, Jujuy, La Rioja, Mar del Plata, Mendoza, Paraná, Resistencia, Rio Cuarto, San Fernando, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santa Rosa, Santiago del Estero y Termas de Rio Hondo

Naturalmente, la mirada está puesta en la seguridad durante la reunión del G20, que se realizará entre el 29 de noviembre y el 1 de noviembre. Para la ocasión, Aeroparque sólo estará operativo para los vuelos vinculados a las comitivas oficiales, mientras que el aeropuerto de Palomar quedará reservado para las operaciones militares.