Metrovías controla el subte porteño desde hace 25 años (foto de archivo: NA)
Metrovías controla el subte porteño desde hace 25 años (foto de archivo: NA)

Un desprevenido podría creer que está leyendo una noticia repetida, pero no. Por tercera vez desde 2013, la gestión del PRO en la ciudad de Buenos Aires se propone extenderle la concesión del subterráneo de Buenos Aires a la empresa Metrovías. En esta oportunidad, con la oposición en contra de la iniciativa, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta pedirá la prórroga del acuerdo a la Legislatura porque a su gestión no le alcanzaron los diez meses que establece la ley para hacer el cambio de concesión.

Aunque hasta hoy no figuraba en el temario de la semana próxima, la iniciativa legislativa pretende extender el plazo que vencía este año hasta el 31 de diciembre de 2019, aunque en el gobierno aseguran que el recambio se dará dentro del primer semestre.

"Vamos a votar en contra. Tenemos que instalar que existe una alternativa. Hay una empresa sociedad del estado con capacidad de operarla. Para nosotros es una sociedad que puede funcionar muy bien y es AUSA (la empresa estatal que controla las autopistas de la ciudad de Buenos Aires) y SBASE (compañía del Estado que supervisa las operaciones del subte)", indicó María Rosa Muiños, presidenta del bloque peronista que se sumó a la iniciativa de Sergio Abrevaya (bloque GEN), presentada el año pasado.

Por su parte, Abrevaya destacó a Infobae que "no tenemos garantía de que la nueva concesión se concrete finalmente. Metrovías, que también compite por la nueva licitación, podría tener observaciones si ganara". "Es una contrato que se ha convertido en polémico", indicó en referencia a la presunta vinculación del grupo Roggio, dueño de Metrovías, en la conocida causa de los cuadernos de la corrupción en la que Aldo Roggio (titular de la empresa) es un imputado arrepentido.

Aldo Roggio en los tribunales de Comodoro Py por la causa de los cuadernos (Gustavo Gavotti)
Aldo Roggio en los tribunales de Comodoro Py por la causa de los cuadernos (Gustavo Gavotti)

El llamado a licitación nacional e internacional para operar el subte de la ciudad de Buenos Aires hasta 2031 se realizó en febrero de este año. En agosto se conocieron los tres grandes consorcios que cumplieron con los requisitos y presentaron ofertas para operar el servicio desde el año próximo. Los cálculos oficiales indican que a fin de mes se conocerían las ofertas económicas, pero como hay que dejar tiempo por posibles impugnaciones, el traspaso no podría hacerse antes de fin de año. Los consorcios que se disputan el servicio son los franceses RATP Dev Argentina, Keolis/Helport, y Metrovías/Benito Roggio Transporte.

Si el oficialismo porteño pretende avanzar con esta prórroga, necesita una mayoría simple, es decir 31 votos, para aprobar el proyecto. La bancada de Cambiemos en la legislatura porteña agrupa a 34 diputados, es decir que no necesita a la oposición. Sin embargo, se espera que se dé un intenso debate.

Para María Inés Gorbea, del bloque Evolución, el pedido muestra improvisación por parte de la actual gestión: "No se explica cómo no llegaron a noviembre. Cuando vino el ministro [de Desarrollo Urbano, Franco Moccia] a explicar el presupuesto le pregunté por el subte; no iba a ser cosa que pasara lo del año pasado y ahora, pasó. Nosotros presentamos en 2017 un proyecto para que volviera a manos de SBASE y vamos a insistir. Creemos que el subte tiene que ser operado por la Ciudad". Los bloques de izquierda tampoco apoyarán el pedido oficial.

En SBASE explicaron a Infobae que a los efectos prácticos, "la extensión a Metrovías lo que hace es asegurarle a la Ciudad que el subte seguirá prestando servicio en caso de que la comisión evaluadora requiera más tiempo para definir quién será el nuevo operador. La elección de la fecha límite del 31/12 no tiene que ver con los tiempos del proceso de selección, que deberá resolverse al comienzo de 2019 sino con requerimientos estrictamente legales y con la naturaleza de la extensión de un contrato de estas características".

(Télam)
(Télam)

Y agregaron: "Hay que destacar que la fecha límite es diciembre de 2019 pero la finalidad expresada en el proyecto indica: '(…) Hasta tanto.el adjudicatario de la concesión tome efectiva posesión del servicio'". Los operadores consultados indicaron que el traspaso podría demandar unos tres meses, pero en términos contractuales ya habría cambiado de manos.

Metrovías opera el subte desde hace 25 años. En 2010 la Nación lo traspasó a manos de la ciudad de Buenos Aires y, en 2013, la Legislatura declaró por ley la emergencia del servicio. "Esa ley de emergencia hace que efectivamente hoy AUSA aporte fondos para el subte. Esto ya está sucediendo", indicó Muiños.

Para Abrevaya "la sociedad de la concesionaria de autopistas permite perfectamente operar el subte y hacerlo de manera eficiente como ya el Gobierno le encarga, además de las autopistas, obras de viaductos y de infraestructura que están en marcha".

El nuevo contrato de concesión será diferente al que rige actualmente con la empresa Metrovías, ya desde la cantidad de años de la concesión: antes el acuerdo era por 20 años (con renovaciones sucesivas que tuvieron lugar los últimos cinco años cada seis meses), ahora será de 12 años con posibilidad de 3 años de prórroga, lo que se espera incentive mejores inversiones.

El pago al operador también cambiará: hoy la el gobierno porteño le paga a Metrovías un costo fijo mensual. Desde 2019 será variable, según los kilómetros recorridos por las formaciones. En SBASE indicaron que la idea es que sea un aliciente para que sumen coches o aumenten frecuencias para poder tener mayores ingresos. "Va a estar basado en una unidad de medida que es estándar para la industria del transporte, que es el 'coche kilómetro recorrido'. El operador va a ofertar precio en pesos por el 'coche kilómetro recorrido'", había detallado a principio de año en diálogo con Infobae el presidente de SBASE Eduardo de Mountmollin.

Seguí leyendo: