La ronda de declaraciones testimoniales que la Comisión Bicameral que investiga la tragedia del ARA San Juan pareció reafirmar este martes la tendencia que los distintos observadores del cuerpo vienen remarcando desde hace varios meses. "Los diputados y senadores de la oposición están orientados a culpar de todo lo ocurrido al Ministerio de Defensa y por elevación al Presidente de la Nación, mientras que al oficialismo parece no importarle demasiado tener una presencia lo suficientemente fuerte como para no dejar desamparados a los funcionarios del gobierno que se sientan en el estrado". Este es el resumen la mayoría de los consultados por este medio.

En la primera parte de la jornada, los legisladores recibieron el testimonio del secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Horacio Chighizola, quien virtualmente estaba al frente de la cartera de Defensa en el momento que tomó estado público la falta de comunicación entre el submarino y su base.

Requerido sobre las circunstancias en las que tomó conocimiento del hecho, el funcionario detalló que fue recién alrededor de las 22 del 16 de noviembre. Vale recordar que una hora antes de la citada por el secretario de Estado Infobae dio a conocer el mensaje naval que indicaba la existencia de un submarino perdido.

En más de una oportunidad, Chighizola tuvo que reiterar que en la madrugada del 17 de noviembre se apersonó al edificio Libertad, lugar en el que el propio Almirante Srur le transmitió "tranquilidad" al explicarle que una pérdida de contacto en este tipo de unidades era absolutamente normal.

(Sergio Galiñanes (ObturArte))
(Sergio Galiñanes (ObturArte))

Recordó que, interrogado en forma directa, el ex Jefe de la fuerza le dijo que la posibilidad de que el submarino reapareciera a salvo era de 70-30.

De la misma manera describió que en ningún momento ni bajo ninguna circunstancia el hoy almirante retirado le hizo mención a la última comunicación del Comandante del San Juan. Durante esa última conversación, el hoy desaparecido capitán de fragata Pedro Fernández detalló que había tenido una entrada de agua a la nave, un cortocircuito en la sala de baterías y un posterior incendio.

Interpelado en especial por la ex ministra Nilda Garré sobre el hecho de que al momento del siniestro las máximas autoridades del Ministerio de Defensa y de la Armada se encontraban fuera del país, el responsable de la estrategia militar en el país recordó que, de acuerdo con los esquemas de sucesión previstos, en ambas instituciones había funcionarios de primer nivel a cargo de la situación.

"Comienza a quedar claro que, a su regreso al país, el almirante Srur o bien no supo apreciar la gravedad del caso o prefirió no compartir sus apreciaciones con el poder político", comentó a Infobae uno de los expertos asesores de los legisladores. De hecho, una vez más Garré aludió a la gravedad que presupone por parte de Srur haberle ocultado toda la verdad al funcionario.

En el turno de la secretaria de Gestión Presupuestaria y Control del Ministerio de Defensa Graciela Villata, los legisladores repitieron en parte preguntas orientadas a descubrir cuáles son las funciones orgánicas de cada funcionario que comparece. Además, le consultaron en qué momento y de qué manera se enteró de la noticia. La funcionaria detalló que fue el propio Srur quien la puso al corriente de la situación sobre las 21.45 del 16 de noviembre.

Villata recordó con precisión, que –siempre según los dichos de Srur- un blackout (corte de energía general a bordo) había dejado al San Juan sin comunicaciones y que la nave se encontraría a flote navegando en superficie. "Posteriormente nos trasladamos a Mar del Plata, ya habían comenzado a llegar a todo esto ofrecimiento de ayuda de varios países —recordó Villata—. Una vez en la Base Naval, fuimos anoticiados de los distintos acaecimientos previos a la pérdida de contacto con el San Juan".

"Es allí, en ese momento cuando al escuchar la cronología surge un dato que no teníamos, el reporte de una entrada de agua y un incendio. Definitivamente eso no nos lo habían dicho antes", agregó.

En otro párrafo de su testimonio, Villata remarcó que una de sus principales tareas durante los primeros días de la crisis consistía en asegurar el soporte logístico relacionado con las adquisiciones necesarias para que la operación de búsqueda se pudiera realizar, en especial todo lo atinente a la provisión de combustible, como así también facilitar la llegada de los distintos enlaces militares que los países que ofrecieron colaboración enviaron al puesto de comando centralizado.

Un especial contrapunto que se dio entre los legisladores y la declarante respecto a la mayor o menor celeridad con la que se procedió a la contratación de medios especializados de búsqueda durante la fase SAR. En este sentido, mientras que la diputada Garré cargó la responsabilidades totales en el Ministerio de Defensa, la responsable de la ejecución presupuestaria de la cartera recordó que reglamentariamente la Armada tenía plenas facultadas para proceder de por sí con las contrataciones necesarias.

El almirante Srur
El almirante Srur

Al decir de los expertos, para todo lo relacionado con un caso SAR la ley delega en forma exclusiva en la fuerza naval el rol de Autoridad Nacional en la materia, por lo cual el Ministerio de Defensa no tiene por qué ejercer la superintendencia de esta función.

Sobre el final de su testimonial, Villata confirmó que se está en tratativas para cerrar con Ocean Infinity un acuerdo que habilite la prórroga de las operaciones de búsqueda por otro período igual al que actualmente está en desarrollo. "El Estado ya decidió y explicitó su decisión de continuar y oportunamente la empresa tendrá que aceptar o rechazar nuestro deseo", culminó la funcionaria.

La llegada del fin de año marcará también la suspensión de las declaraciones testimoniales hasta febrero próximo. Las pocas sesiones que quedan serán utilizadas para recibir al Contraalmirante Lopez Mazzeo (que pidió una reunión reservada), también a dos tenientes de navío que intervinieron en el sumario ordenado por el almirante Srur, a la junta de investigaciones conformada por tres submarinistas y -en lo que muchos consideran el plato fuerte del tramo final de este primer ciclo– nuevamente se espera que se presente ante los legisladores el ministro de Defensa Oscar Aguad el próximo 14 de diciembre.