Horacio Rodríguez Larreta reconoce que la inseguridad es el principal problema de todos los barrios de la ciudad de Buenos Aires. Tras destacar que hoy existe un mapa del delito que permite saber cuántos robos se registran en cada zona -"es difícil comparar porque antes no había datos"-, el jefe de Gobierno porteño apuntó contra la "puerta giratoria" del sistema penal.

En una entrevista que concedió a Luis Novaresio en A24, Rodríguez Larreta explicó: "La puerta giratoria no ayuda nada. En lo que va del año agarramos 120 motochorros in fraganti, incluidos algunos casos mediáticos. El del premio Nobel de Medicina (por Michael Rosbash), el que le robó a Rial. ¿Sabés cuántos hay presos hoy? Cero. Me gustaría decirte tres. Claramente eso no ayuda".

En otro tramo del reportaje, el mandatario hizo referencia a la insólita inspección que encabezó el domingo la Policía de la Ciudad en el vestuario de River en la Bombonera. "Fue mal interpretado —consideró Rodríguez Larreta—. Hubo un acta que se firmó por los dos clubes que dice que en el vestuario no había que poner decoraciones, eso fue lo que se fue a ver".

"Si alguno se sintió ofendido, pido disculpas", dijo el jefe de Gobierno, quien agregó que durante el operativo "no se molestó a nadie". "Si mirás la imagen sacada de contexto parece rara, pero no es la idea", explicó.

Además, criticó el paro de los gremios aeronáuticos que la semana obligó a la cancelación de 258 vuelos y afectó a más de 30 mil pasajeros. "No se puede hacer un paro intempestivo sin avisar, hay mucha gente que va a visitar a su familia, es una barbaridad", dijo.

En ese marco, señaló la "cantidad de privilegios injustificados" que tienen quienes llevaron a cabo la medida de fuerza. "Lo único que van a lograr es que menos gente viaje en Aerolíneas, es una actitud que es más un apriete político que un reclamo sindical", añadió.