(HCDN)
(HCDN)

Los parlamentarios del G20 que se reunieron esta semana en Buenos Aires presentarán hoy un documento final que elevarán a los presidentes de los países más avanzados del mundo que se congregarán a fin de noviembre en Argentina bajo tres temas preponderantes de preocupación: el avance del proteccionismo en el comercio mundial, el terrorismo y la necesidad de profundizar la lucha contra la corrupción.

Luego de dos días de arduos debates realizados en el Salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados, más de un centenar de parlamentarios del G20 arribaron a algunos puntos preliminares de consenso en donde ven conveniente que los presidentes de este bloque de países tomen como parte de la discusión de la cumbre de jefes de Estado.

Según comentaron a Infobae diferentes parlamentarios del G20 que estuvieron en los debates, en el documento final quedará plasmada la preocupación central de la mayoría de los países por la tendencia al proteccionismo y unilateralismo que perjudican el comercio global y el crecimiento.

Esta es una clara advertencia a los países liderados por Estados Unidos que con Donald Trump a la cabeza promueven el proteccionismo en detrimento del multilateralismo que pregonan la mayoría de los países actualmente.

A la vez, en las discusiones desarrolladas en el foro de Parlamentarios del G20 se planteó la preocupación sobre el avance del terrorismo a nivel mundial. Así, por ejemplo, los legisladores de los países desarrollados esbozaron como necesidad atender la lucha contra los grupos terroristas en las redes sociales y en Internet.

También se mencionó como fuente de problema del crecimiento de los países la corrupción endémica tanto en los Estados como en el sector privado. Se buscan así mecanismos globales para evitar este tipo de hechos que afectan el crecimiento económico de los países.

El canciller Jorge Faurie, que estuvo ayer en el P20, destacó: "Se me ocurren pocos actores más indicados que ustedes, los parlamentarios, para contribuir hoy con ese elemento político que excede la visión meramente técnica. Conocen perfectamente las inquietudes y demandas de la sociedad, son los que más están en contacto directo con el votante y son elegidos para representar la voluntad del pueblo".

Así, el canciller argentino dejó abierta la puerta para que el documento final de los parlamentarios sea tomado por los presidentes del G20 cuando se reúnan el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires.

El encuentro internacional fue inaugurado por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien hizo un llamado a trabajar en conjunto y a construir consensos frente a los desafíos globales. Monzó destacó las preocupaciones globales planteadas y también hizo un llamado a alcanzar acuerdos más allá de las diferencias que puedan existir entre los países miembros.

La vicepresidenta Gabriela Michetti enfatizó: "A través del debate y el disenso, debemos construir puentes sólidos para lograr un futuro que incluya a todos". En esa misma línea pidió que "no haya dueños de verdades absolutas, y sí amplios debates parlamentarios".

El "Foro Parlamentario y Cumbre de Presidentes de Parlamentos" fue organizado por el Congreso argentino y la Unión Interparlamentaria en el contexto de la Cumbre de Líderes del G20.

Participaron autoridades y líderes parlamentarios de los países miembros del G20 como Alemania, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Gran Bretaña, Sudáfrica, Turquía y el Parlamento Europeo, además de España como invitado permanente, y el Reino de Países Bajos y Chile como invitados especiales.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, destacó que "es necesaria una mayor interacción de los países frente a los problemas globales".

A la vez, Pinedo dijo que "la salida de los problemas globales, como el futuro del trabajo, las migraciones, el cambio climático y la incorporación equitativa de la mujer al trabajo, no se solucionan con aislamiento ni sometiéndose a los miedos de lo diferente, sino mediante caminos positivos con mayor interacción".

La senadora mexicana Gabriela Cuevas Barrón, presidenta de la Unión Interparlamentaria Mundial (UIP), destacó la importancia del "diálogo y reflexiones profundas" y las "diversas temáticas abordadas" durante los dos días de debate.

Al igual que la mayor parte de los parlamentarios del G20, Cuevas Barrón defendió el multilateralismo como "una herramienta para encontrar esas soluciones a los problemas regionales y globales".

Ivan Melnikov, primer vicepresidente de la Duma (Cámara de Diputados) de Rusia, instó a que los problemas económicos o políticos entre países no se solucionen con sanciones en el mundo sino con "más cooperación".

La diputada del PRO Cornelia Schmidt-Liermann dijo que se discutió el tema del combate del terrorismo en Internet y hubo un consenso sobre la lucha contra la corrupción, donde se destacó la necesidad de coordinar políticas comunes a nivel mundial.

El vicepresidente del Senado de Francia, Phillippe Dallier, mencionó que el debate del proteccionismo versus multilateralismo fue uno de los ejes centrales en el P20, aunque admitió que primó la postura de la apertura comercial a nivel mundial. "El multilateralismo es una tradición en Francia y el presidente Macron con Macri van a plantear esta coincidencia en la cumbre del G20", dijo el parlamentario francés.

Una línea similar dejó el diputado de Corea del Sur Min Kyungwook, quien destacó que hace 50 años su país era uno de los más pobres del mundo y que gracias a la apertura comercial y al multilateralismo creció significativamente hasta convertirse en uno de los países más avanzados.

Otro de los temas que surgió como eje de debate y preocupación entre los parlamentarios fue la necesidad de establecer mecanismos tendientes a atender las nuevas herramientas de empleo a futuro.

Esta discusión es promovida por la Argentina como presidencia del G20 y tiene que ver con las nuevas formas o dimensiones que tendrán los trabajos en el futuro inmediato, donde muchos empleos tenderán a desaparecer.

También se habló del empoderamiento de la mujer, los desafíos del cambio climático, el futuro del empleo y la inestabilidad financiera, entre otros ejes que formaron parte de la agenda del debate internacional.

Anthony Gooch, quien participó de la apertura en representación del Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también valoró el rol de los legisladores al ponderar que "son capaces de establecer puentes, mediante sensibilidad, credibilidad y sostenibilidad, para implementar mejores políticas públicas que influyan directamente en la calidad de vida de la gente".

De hecho, el documento que emitirán hoy los parlamentarios del G20 para elevar a la cumbre de presidentes será una suerte de "puente" de la preocupación de la sociedad sobre diversos temas de la agenda mundial y el acercamiento de estos a los jefes de Estado.