Germán Garavano (Maximiliano Luna)
Germán Garavano (Maximiliano Luna)

El ministro de Justicia, Germán Garavano, reapareció hoy en las reuniones de Gabinete después de la fuerte polémica generada por el pedido de juicio político que le inició la diputada Elisa Carrió, aunque no dio por superado el entredicho. "Coincidimos con los objetivos que tiene la diputada, miembro de la coalición de gobierno, y seguiremos trabajando en la misma línea", contestó ante la pregunta de Infobae sobre si estaban zanjadas las diferencias con la líder de la Coalición Cívica.

Explicó que "el hecho de que la justicia pueda llegar a instancias de juicios orales, como el que hoy se inició contra Lázaro Báez por lavado de dinero, marca el compromiso que tiene el Gobierno de enfrentar la corrupción".

"Estuve, justamente, en el foro de ministros de justicia más importante a escala mundial en la lucha contra la corrupción y realizando reuniones bilaterales de los países más relevantes", señaló el funcionario. Aseguró que en esos encuentros "se valoró muy positivamente el combate que está haciendo la Argentina, un hecho inédito que en algún punto equipara la experiencia brasilera". 

A pesar de eso, Garavano dijo -ante otra consulta periodística- que se sentía respaldado por el Presidente y "la diputada Carrió hizo una presentación (de pedido de juicio político) que está en el ámbito de su competencia, que es algo que respeto, más allá de los matices por distintos roles que cumplimos". "Por mi parte no he tenido problemas, ni los tendré", reafirmó.

Las declaraciones del ministro de Justicia fueron realizadas al término de la reunión de Gabinete, donde fue acompañado por el canciller Jorge Faurie, que adelantó que se analizó con el presidente Mauricio Macri y sus pares las elecciones en Brasil.

Con relación al impuesto a las ganancias que todavía no pagan los jueces que ya están ejerciendo sus cargos, el ministro dijo que "hay decenas de jueces que lo están haciendo, lo mismo que funcionarios y empleados de la justicia, algo que nunca había sucedido en nuestra historia. Lo que queda por delante, y en esa línea está avanzando el radicalismo, es si esto se extiende al resto de los jueces". "De algún modo es un orgullo y un logro que haya tantos jueces que estén pagando este impuesto, lo que los pone en un pie de igualdad con el resto de los ciudadanos que lo hacemos mensualmente", agregó.