Todo el caso de los aportes de campaña de Cambiemos pasaría a la Justicia Electoral bonaerense

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

El macrismo en su versión bonaerense recibió este jueves por la tarde una noticia que esperaba: la Sala III de la Cámara Federal de La Plata resolvió suspender el trámite de la investigación por el caso de los aportes de la campaña bonaerense de Cambiemos del año pasado, en manos del juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, y notificar a Adolfo Ziulu, juez con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, para que se declare o no competente al frente del expediente. Ziulu ya se había quedado con la otra causa que estaba en manos del juez federal Sebastián Casanello.

El fallo, al que accedió este medio, le abre un panorama alentador a Cambiemos: se supone que Ziulu va a aceptar la competencia en la causa porque ya la había reclamado junto a la inhibitoria al juez Kreplak.

En ese sentido, la investigación, iniciada por el periodista Juan Amorín, quedará en su totalidad en manos de la Justicia Electoral bonaerense. Es decir que las eventuales penas que pudieran sufrir los acusados serían ostensiblemente menores por tratarse de delitos electorales.

"El titular del juzgado federal número 3 suspendió la ejecución del trámite previsto en el artículo 47. Resta que el juez con competencia electoral sea anoticiado a fin de que decida si sostiene o no su competencia. Esta suspensión frustra la finalización del trámite y debe dejarse sin efecto", asegura el fallo de la cámara platense.

Rechazó, además, un recurso presentado por María Fernanda Inza, una de las acusadas, que firmó los balances de Cambiemos el año pasado.

La Cámara Federal porteña había fallado en el mismo sentido hace quince días, cuando el juez Martín Irurzun, de la Sala II, decidió apartar a Casanello, que investigaba a los responsables de la campaña de Cambiemos por supuesto lavado de dinero por decenas de aportantes que negaron haber contribuido con dinero a las candidaturas de Esteban Bullrich y Graciela Ocaña.

Irurzun hizo lugar a la apelación del fiscal Carlos Stornelli, que había pedido remitir el expediente a la órbita de la provincia de Buenos Aires.

Tras la escalada del caso, que puso la lupa sobre el esquema de recaudación de Cambiemos, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley para modificar el financiamiento de los partidos políticos, que incluye, entre otros aspectos, la bancarización total de los aportes y la vuelta de las donaciones de empresas a las campañas, hoy prohibidas.

El caso de los cuadernos, que tramita el juez Claudio Bonadio, alteró las discusiones internas en Cambiemos. En las últimas semanas, la Casa Rosada y el PJ -en cabeza de Miguel Ángel Pichetto- activaron negociaciones en el Senado para impulsar de nuevo modificaciones al sistema actual de financiamiento. Pichetto y otros cuatro senadores del PJ presentaron una iniciativa que habilita los aportes de personas jurídicas. Este lunes, la UCR y Cambiemos hicieron lo propio. Ahora los corre el calendario.

 
 
TE PUEDE INTERESAR