Mauricio Macri convocó a sus ministros a la Quinta de Olivos (Foto de archivo: Fabián Ramella)
Mauricio Macri convocó a sus ministros a la Quinta de Olivos (Foto de archivo: Fabián Ramella)

Mauricio Macri, Gabriela Michetti, Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne, Jorge Triaca, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui se reunieron desde las 11 en la Residencia Presidencial de Olivos en la habitual coordinación de Gobierno de los viernes. La reunión ya terminó y según trascendió de algunos participantes el tono fue más bien reflexivo y buscando el sentido estratégico de las medidas que se anunciarán el lunes.

La posibilidad de un cambio de Gabinete fue motivo de comentarios irónicos y risas nerviosas. Hacia adentro, nadie descarta dar un paso al costado para facilitar un salto de confianza que el Gobierno necesita más que nunca. No es sencillo para nadie. Ni para Macri tomar la decisión de desprenderse de sus principales espadas, ni para su equipo aceptar que alguno o varios tendrán que asumir otra responsabilidad.

En general, empieza a consolidarse la idea de que cambios drásticos son imprescindibles y se conocerían las próximas horas, aún antes de que se anuncien las nuevas medidas económicas. Hay quienes aseguran que el Presidente ya tomó esa decisión.

"Hay una gran conciencia de la realidad que se está viviendo y de las consecuencias de las decisiones que se están tomando, pero esta devaluación no pensada ni buscada va a terminar sirviendo para lograr una redistribución del ingreso en los sectores más vulnerables cuando retorne el crecimiento, y más genuino que nunca", aseguró un miembro de la mesa chica. Y agregó: "No hay dudas de que será así, todos estamos convencidos del rumbo".

Ante consultas de Infobae acerca del estado de ánimo del Presidente, hubo coincidencia de que "está firme y de buen ánimo, al mando de la orquesta", aunque "claramente pensativo". También se aseguró que algunos de los participantes de la reunión se los vio un poco bajoneados y a otros menos.

Normalmente en esas reuniones no se toman las grandes decisiones y son momentos que sirven para saber en qué anda cada área. Ayer, por ejemplo, uno de los participantes de la reunión de coordinación que hubo a las 10 de la mañana en Casa Rosada confesó, un poco agobiado, que fue solo "de forma, está en la agenda y se cumple, no sé dónde toman las decisiones".

Para hoy estaba previsto pasar revista a todos los temas de coyuntura, incluyendo la evolución dólar y los nuevas medidas económicas, pero, básicamente, estaba previsto analizar los asuntos que llevó cada área. Oficialmente se dijo "no hay nada para hacer trascender".

Por lo que se supo, en el Gobierno hoy se despertaron más tranquilos, quizás porque ya digirieron los últimas malas noticias y las transformaron en un camino para acelerar el ajuste y alcanzar un rebote en el menor tiempo posible, quizás en el segundo trimestre del año próximo.

Después de una fuerte tensión interna, donde parecía que se había perdido un eje de ordenamiento, el trabajo que ayer realizó el Ministerio de Hacienda en consonancia con el Banco Central para presentar un nuevo paquete de medidas despejó la desorientación que se vivió cuando vieron que el Presidente anunciaba por televisión un camino que no estaba totalmente planificado entre los equipos técnicos.

Mucho movimiento de autos esta mañana en la Quinta de Olivos (Foto: Julieta Ferrario)
Mucho movimiento de autos esta mañana en la Quinta de Olivos (Foto: Julieta Ferrario)
 

Buscando ordenar el discurso, ayer circuló entre diputados y senadores un documento de dos páginas que tuvo origen en Casa Rosada, aunque lleva el sello de "Cambiemos", dando una visión de lo que está pasando, para que salgan a explicar el rumbo en medio de las grandes dificultades.

"En esta transformación hay momentos más difíciles y hay momentos donde nos entusiasmamos más, pero nunca nos engañamos de las dificultades a resolver", se dice en un párrafo. "Cambiar tiene tensiones y las estamos atravesando con firmeza", en otro. "Son muchas décadas de tomar atajos, cambiar es asumir los problemas desde la verdad y dejar de repetirlos", más adelante. Y, a modo de conclusión, se asegura que "porque abrazamos la realidad es que estamos convencidos de lo que podemos hacer, y vamos a hacer todo lo necesario para salir adelante".

¿Habrá cambios de Gabinete?, volvió a preguntar Infobae. La respuesta oficial es siempre la misma: no. "Macri es el jefe, él sabe los tiempos y cuándo avanzar, nadie tiene toda la información, pero los tiempos de descuento ya están jugados", aseguró un amigo que ayer estuvo reunido con él.