Andrés Rodríguez UPCN
Andrés Rodríguez UPCN

La decisión de Hugo y Pablo Moyano de retirarse del Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) profundizó este lunes la grieta que por estos días afecta a la central obrera. Las diferencias, al parecer, tienen un componente político. Por un lado, se agrupan en el edificio de Azopardo los sindicatos más "dialoguistas", mientras que por otro, algunos dirigentes se muestran más "confrontativos" y, en algunos casos, cerca de los sectores opositores al gobierno nacional.

Esta mañana, el secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, se refirió a la salida del dirigente de Camioneros y su hijo Pablo, y vinculó la decisión a un acercamiento de algunos sindicatos al "peronismo kirchnerista". 

"Moyano ya estaba ido. Lo de ayer fue un formalismo", dijo Rodríguez en una entrevista con el periodista Luis Novaresio, por radio La Red.

"Pablo Moyano se había retirado, ahora se fue del secretariado, lo reemplazaron por el compañero Omar Pérez, pero en una actitud totalmente secundaria. Solo lo formalizaron", aclaró el gremialista.

Para el titular de UPCN, la salida de Moyano de la CGT obedece a un alineamiento de algunos sectores del sindicalismo con el kirchnerismo, entre los cuales mencionó a SMATA y a la CTA. "Esto es un poco lo que está influyendo", aseguró Rodríguez.

—¿A ustedes los divide la foto con Cristina? —preguntó una periodista. 

—Yo no lo hago, lo hacen ellos.

—Y ustedes con esto no quieren saber nada. 

—No es que no queramos saber nada, es que no se tienen que mezclar las cosas. La realidad social y laboral es una, la realidad política pasa por otro andarivel. Todavía está lejano un reordenamiento estructural del peronismo como para posibilitar el armado de una plataforma electoral. Ojalá que esto suceda, pero todavía está lejano.

Durante la entrevista, Andrés Rodríguez se refirió también al momento social y económico que atraviesa el país, al que definió como "muy complejo". Además, cuestionó el rumbo del gobierno nacional.

"Me da la sensación de una carencia de políticas. Se debería generar un programa, una salida sólida para este panorama tan difícil. Hay marchas y contramarchas, hay improvisaciones, y esto está agravando la realidad social y la parálisis económica. Por eso estamos bastante preocupados", afirmó el dirigente gremial.

(NA)
(NA)

Ante este panorama, y tras haber acordado en la paritaria de UPCN un incremento del 15 por ciento en tres cuotas, más un bono de 2.000 pesos, Rodríguez indicó que pedirán esta semana la reapertura de la discusión, compromiso que —aclaró— se firmó en el acta acuerdo del mes de junio. "Estamos en eso. Es posible que haya novedades en esta semana para tener algo de compensación en octubre, noviembre y diciembre para arribar a enero con otra compensación por el desfasaje inflacionario", adelantó Rodríguez.

Al ser consultado sobre el monto que reclamará UPCN, su titular habló de un 20 por ciento. "Todos los pronósticos inflacionarios para el año 2018 arrojan cifras de un 34, un 35 por ciento. Por lo menos para recuperar tendríamos que estar hablando de esas cifras para salir empatados", afirmó. Y agregó que "todas las actividades están perdiendo poder adquisitivo". 

Por último, se refirió a la posibilidad de diagramar una medida de fuerza nacional: "Ahora, en este momento hay situaciones que se están agravando e indudablemente están indicando la posibilidad de una confrontación", analizó Rodríguez.

Sin embargo, evitó poner un plazo para llevar a cabo la medida. "La fecha tiene que darse en el sentido de que la sociedad acompañe, como sucedió el 25 de junio. Eso hay que trabajarlo, no es cuestión de anunciarlo por la prensa. Todo este movimiento que tiene que hacer el sindicalismo y en particular la CGT es algo que se tiene que ir hablando con los sectores sociales, recorriendo las regionales del interior. No es eterno, pero probablemente lleve un mes o un mes y medio de trabajo".

Seguí leyendo