El embajador Hernán Lescano encabezó la fiesta en la residencia uruguaya
El embajador Hernán Lescano encabezó la fiesta en la residencia uruguaya

Fue una fiesta llena de recuerdos compartidos, historias comunes y en la que se resaltó "el excelente momento político" en que transcurren hoy las relaciones bilaterales entre la Argentina y Uruguay, con una mirada al corto y largo plazo. En ese contexto se desarrolló esta tarde la fiesta nacional de Uruguay en la embajada de ese país en Buenos Aires para conmemorar los 193 años de su independencia.

El embajador Héctor Lescano destacó la "agenda positiva", el "momento formidable" y los temas en común en los que trabajan las administraciones de Tabaré Vázquez y Mauricio Macri.

Con una variada presencia de referentes del mundo de la política, la diplomacia y la cultura, congregados en la imponente residencia del embajador, sobre la avenida Figueroa Alcorta de Barrio Parque, Lescano remarcó aquella epopeya de los insurgentes uruguayos que no se dieron por vencidos y aquel 25 de agosto de 1825 entraron desde el territorio argentino para declarar la independencia de Uruguay que estaba sometida al mando de Brasil bajo el mandato del reinado de Portugal.

El embajador, rodeado por granaderos argentinos y con un tono muy efusivo, subrayó que "la Argentina y Uruguay tienen historias comunes y compartidas que hoy simbólicamente se renuevan con el excelente momento en que transcurren las relaciones bilaterales".

De esta manera, el diplomático uruguayo destacó la "agenda positiva" que hoy marca esta relación bilateral y está surcada por un amplio flujo comercial, un nivel muy profundo de cooperación a lo largo de la frontera, el trabajo conjunto en la hidrovía y el "sentimiento de unidad" que abarca a ambos países.

Se congregaron 300 invitados del mundo diplomático, de la política y el empresariado
Se congregaron 300 invitados del mundo diplomático, de la política y el empresariado

Lescano también hizo referencia a la necesidad compartida por Macri y Vázquez de posicionar al Mercosur en la región y en el mundo. En ese sentido, recordó que el presidente de Uruguay se encuentra por estas horas en México para potenciar el virtual acuerdo de libre comercio con la Alianza del Pacífico que comparten Colombia, Perú y Chile, además de México.

El embajador aludió a la Declaratoria de la Independencia en la Piedra Alta de la Florida, que en 1825 marcaba un hito histórico del largo proceso libertario. "Un puñado de patriotas ayudados por criollos porteños partieron de esta banda para clavar en la Agraciada la bandera de Libertad o Muerte. Cinco años después, un 18 de julio se juraba la primera Constitución Nacional de Uruguay", rememoró.

(Fotos Nicolás Aboaf)
(Fotos Nicolás Aboaf)

A diferencia de lo que ocurrió durante los años del kirchnerismo, en los que las relaciones bilaterales se habían resentido profundamente por las diferencias por la pastera de Fray Bentos, Lescano resaltó las "excelentes relaciones" que transitan los gobiernos de Macri y Vázquez.

Lo escucharon atentos referentes del gobierno argentino como el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; el vicecanciller Daniel Raimondi; el titular de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Mauro Vazón; los empresarios Martín Cabrales, Alejandro Bulgheroni, Carlos Di Fiori, Ignacio Gutiérrez Zaldivar, Daniel Funes de Rioja y Guillermo Stanley, entre otros.

También estaban entre los casi 300 invitados Daniel Hadad, fundador y CEO de Infobae; el historiador Pacho O'Donnell; Marcelo Elizondo, Pablo Garzonio, Claudia Stadt, Gonzalo Mortola, Mario Montoto, Jorge Asís, Jorge Telerman, Gabriel Corrado y los embajadores de Angola, Australia, Brasil, Filipinas y Rusia, entre otros diplomáticos.

Lescano le hizo un homenaje a Beatriz Haedo de Llambi, hija del que fuera presidente de Uruguay y esposa de quien fura ministro de Juan Domingo Perón.

Durante el agasajo se comentó el buen vínculo de las relaciones bilaterales pero también se pasó revista a los problemas económicos que atraviesa hoy la Argentina y los desafíos que tiene por delante el gobierno de Macri. Como era de esperarse, también entre los corrillos se dialogó sobre los allanamientos a las propiedades de la ex presidente Cristina Kirchner y los eventuales alcances de la causa judicial de los "cuadernos de las coimas K" que hoy tiene en vilo a todo el país.