Hoy, cuando se reanude la actividad judicial después del fin de semana largo, Silvina Martínez, abogada de Margarita Stolbizer, hará una presentación en la causa de los cuadernos de Oscar Centeno que tramita en el juzgado a cargo de Claudio Bonadio. Son dos videos de la inmobiliaria de Máximo Kirchner en Río Gallegos en los que se puede ver un ambiente con estantes vacíos donde la letrada sospecha que funcionaba una bóveda en la que se guardaban fajos de dinero. 

Martínez recordó un antecedente llamativo en el caso Los Sauces que alimenta las sospechas. Cuando el juez Bonadio -que también instruye el caso de los negocios inmobiliarios de la familia Kirchner- solicitó documentación sobre la propiedad y finalmente ordenó su desalojo, los ocupantes resistieron la orden durante meses. Finalmente, cuando abandonaron el local, Máximo y Florencia Kirchner presentaron un escrito con un pedido que llamó la atención de los investigadores: que no retiren un cuadro de Néstor Kirchner que estaba ubicado en la oficina principal.

En los videos que acompañarán al escrito -difundidos en el programa "La Cornisa"- se puede ver la presunta bóveda que se encuentra en las oficinas donde funcionaba la inmobiliaria de Máximo Kirchner. Según el escrito de Martínez "se trata de un espacio que podría servir para guardar los millones de dólares y euros que se enviaban en aviones a Santa Cruz".

Según surge en las imágenes, el ingreso a ese sector de la inmobiliaria está disimulado por una puerta común, que hace presumir que detrás hay una habitación. Sin embargo, al abrirla emerge una gruesa puerta blindada.

La supuesta bóveda está ubicada en la oficina principal de la inmobiliaria, que ocupaba Máximo Kirchner, hijo del ex matrimonio presidencial. Como si fuera una señal, la entrada está marcada por el enorme cuadro de Néstor y Evita. El mismo que Florencia y Máximo habían pedido al juez que no retiren.

En el interior del ambiente se observan siete muebles metálicos con estantes en color negro. Según la letrada de Stolbizer, "fácilmente podrían haber servido para apilar bolsos o cajas con dinero".

En un segundo video se puede observar el interior de ese sector de la inmobiliaria y el grosor de la puerta blindada. No sólo el cuadro de Néstor y Evita dejaron en el inmueble, también se puede ver una bolsa repleta de pulseras con la inscripción "Máximo intendente Frente para la Victoria".