El ministro de Defensa Oscar Aguad se sale por un momento del libreto reiterado que viene elaborando en los últimos tiempos sobre la reforma en las Fuerzas Armadas y se mete de lleno en la situación política actual al alertar que "indudablemente la corrupción generalizada que está saliendo a la luz en estos días impactará en todos los ámbitos para la Argentina. Esto no es inocuo". Inmediatamente, el funcionario de Mauricio Macri bregó para que los inversores extranjeros no sean ahuyentados por el escándalo de los cuadernos de la era kirchnerista y "adviertan que este es un proceso de depuración para dar una vuelta de página en la historia nefasta de nuestro país".

Aguad está convencido de dos cuestiones centrales en todo este escándalo de corrupción: que "la Justicia tiene una oportunidad enorme de reivindicarse ante la sociedad" y que "hoy la Argentina está viviendo la desgranación del sistema político que no favorece a la democracia".

Durante una charla con Infobae en el acto del Día de la Fuerza Aérea que se realizó el viernes pasado en Córdoba, el ministro de Defensa dejó en claro que por ahora el Gobierno no revisará los contratos con empresas que aparecen en los cuadernos de la corrupción K. "Creo que hasta que no haya sentencia firme tendríamos que seguir adelante con todas las inversiones que están trabajando", dijo. A la vez, dialogó sobre la reforma militar, los tiempos de recorte que se vienen y la situación de Cambiemos de cara a los comicios del 2019.

-¿Qué impacto podrá tener para los inversores extranjeros todo el escándalo que coimas que se está viendo en la Argentina?

-En general hay muy buena calificación en el exterior de lo que es el gobierno del presidente Macri. Pero indudablemente la corrupción generalizada que está saliendo a la luz en Argentina impactará en todos los ámbitos. Esto no es inocuo. Son tiempos complejos que hay que enfrentarlos. Pero tenemos al frente del país un piloto de tormenta como es Macri, que ya ha demostrado cada vez que hubo inconvenientes saber sortearlo. Pero indudablemente estamos viviendo tiempos muy difíciles. Hacía falta que pasara lo que está pasando para que la verdad salga de los lugares donde está escondida pero eso sin dudas hace más complejo el escenario. El país ya estaba en un escenario complejo, pero todo lo que se ve en los cuadernos de la corrupción complejiza más la situación. Todos esperamos que se mejore la economía hacia fin de año y volvamos a crecer otra vez. Ojalá que sea así.

-¿Esto puede impactar para el financiamiento externo en la Argentina?

-Espero que no. Espero que no y que todos los que quieran invertir en la Argentina adviertan que este es un proceso de depuración. Una vuelta de página en la historia nefasta de la Argentina. No podemos volver más a ese pasado.

-¿Se deberían revisar contratos actuales en función a empresas que aparecen mencionadas en los cuadernos y hoy siguen haciendo negocios con el Estado?

-Creo que hasta que no haya sentencia firme tendríamos que seguir adelante con todas las inversiones que están trabajando. Pero no son decisiones fáciles de tomar.

-¿Cómo se compatibiliza el proyecto de reforma y modernización militar con los recortes previstos?

-Bueno, obviamente no podemos hacer la modernización que se quisiera. Hay que adecuarse a las necesidades del país. Mientras tanto lo que hay que hacer es planificar lo que necesitamos verdaderamente. Pero creo que de apoco vamos a ir modernizando a las Fuerzas Armadas paulatinamente. La modernización es más barata que las armas convencionales. Estamos buscando un moderno equipamiento para ciberdefensa. Estamos previendo esto para el año que viene. Se retrasa todo pero vamos camino a reequipar las Fuerzas Armadas para reequipar el país. Es lo que nos toca vivir y hay que prepararse para ello. La escasez de recursos forma parte de esos desafíos. Confiamos en que con la venta de tierras e inmuebles de las Fuerzas Armadas, que serán unos 200 millones de dólares el año que viene, podremos empezar con el reequipamiento de las Fuerzas.

El ministro Aguad durante el acto celebrado en Córdoba por el Día de la Fuerza Aérea
El ministro Aguad durante el acto celebrado en Córdoba por el Día de la Fuerza Aérea

-¿Qué plantearán las Fuerzas Armadas ante las nuevas amenazas que existen?

-Las Fuerzas Armadas deben readecuarse, en eso estamos trabajando. Las hipótesis de conflicto con potencias extranjeras han desaparecido por completo. Las amenazas son diferentes y más complejas y nos estamos preparando para ello. Hablo de amenazas como el narcotráfico. Lo mismo que el terrorismo o el lavado de dinero. Todo el crimen organizado son amenazas a la defensa y a los recursos naturales. Todos esos son objetivos nuevos y para ello hay que prepararse. Estamos buscando la protección de los argentinos.

-¿Cree que con el nuevo escenario político que se vislumbra con una Cristina Kirchner complicada judicialmente están dadas las condiciones para la reelección de Macri el año que viene?

-En poco tiempo el país en su conjunto va advertir el valor del presidente Macri. No solo su coraje y su forma tan moderna de gobernar sino su visión estratégica. El sabe lo que quiere de la Argentina hacia el futuro. La apuesta de Vaca Muerta por ejemplo es un signo de lo que significa Macri en el poder. Él advirtió que ese es el nuevo acelerador que tiene el país y haber apostado a la extracción de gas y petróleo no convencional en Vaca Muerta es un signo incuestionable de una visión de estadista. Por eso digo que, a pesar de los sofocones que estamos viviendo, el país tiene mucho para salir hacia el futuro.

-También es cierto que hay muchos sectores sociales que están pasando un mal momento, con situaciones de pobreza extrema, desocupación y un aumento de tarifas que ahoga…

-Lo que el país está viviendo es la consecuencia de 70 años de despilfarro. Obviamente, eso no se puede arreglar de un día para el otro. Eso lleva tiempo. Macri quiso evitar las consecuencias de que los más vulnerables sufrieran tanta torpeza del gobierno anterior. Pero hay cosas que no se pueden evitar. Pero para salir adelante es inevitable vivir lo que estamos viviendo ahora.

-¿La crisis que transita el peronismo favorece a Cambiemos?

-No favorece eso al sistema político. Los países salen adelante con sistemas políticos consolidados y hoy estamos viviendo la desgranación del sistema político que no favorece a la democracia. Pero tengo la expectativa que el peronismo logren organizarse para ser alternativa de poder el año que viene. El país necesita a quien gobierna y a la oposición.

-¿En qué sentido desfavorece esta desgranación del sistema político?

-Y que no hay con quien hablar. No hay con quien proyectar el futuro. Las politicas de Estado necesitan de interlocutores y hoy estamos frente a un problema. Estamos ante una crisis terminal de la política. Una crisis de un sistema que ha insumido al país en la pobreza. Acá hay un gran fracaso de varias generaciones de dirigentes que esperamos dar una vuelta de página y superar el retroceso del país.

-¿Qué pasa si la Justicia no da una respuesta a la altura de las circunstancias ante este escpandalo de corrupción que hoy se investiga?

-La Justicia también está en el tapete porque es parte de la crisis. La Justicia tiene una oportunidad de reivindicarse ante la sociedad y espero que lo haga.