Las fuertes discusiones que dividen a las familias y conocidos por política se atenuaron, registró un informe de la consultora Taquion. (NA)
Las fuertes discusiones que dividen a las familias y conocidos por política se atenuaron, registró un informe de la consultora Taquion. (NA)

Cuando la política no resuelve los problemas cotidianos (o los multiplica), la ciudadanía se inclina por el desencanto o desinterés. Ese clima empezó a a detectarse en las últimas semanas. Según una encuesta nacional, la "grieta" está cediendo ante las dificultades económicas, mientras que crece el malestar con el funcionamiento de la democracia.

Así lo reveló la consultora Taquion, en un sondeo telefónico realizado entre el 4 y 7 de julio pasado. La medición registró que el 63,3% de los consultados  dijo haber discutido con familiares y amigos por temas políticos. El porcentaje está 7 puntos por debajo a lo detectado en enero pasado.

También se redujo con respecto al mes de enero la intensidad de los enfrentamientos, al caer 4 puntos la cantidad de quienes se pelearon físicamente con conocidos por debates de actualidad política.

Lo que se mantiene sensiblemente es la preocupación por la economía. Del total de 1226 casos encuestados, el 38,8% dijo que el principal problema del país es la inflación y las tarifas. La preocupación crece aún más en el seno hogareño: el 53,2% consideró que el alza del costo de vida y de los servicios lo afecta en primera persona.

Críticas y desconfianza al sistema

En paralelo, el sondeo observó que el sistema democrático cuenta aún con un fuerte apoyo entre la población. El 73,9% de los consultados sostiene que votaría si el sufragio no fuese obligatorio; entre ellos, los mayores de 50 años y quienes cuentan con estudios universitarios son los que más se inclinan por participar. Pero en relación al mes de enero, se observa una caída de la intención de concurrir a las elecciones de 5 puntos porcentuales.

Sin embargo, lo cierto es que la democracia quedó debilitada ante la coyuntura política y económica. El 76% de los consultados se manifestó insatisfecho con su funcionamiento. El número arroja una leve suba en relación al mes de enero.

La pérdida de confianza se observó sobre todo en los más jóvenes, quienes expresan mayor distancia y malestar. Ante la consulta si apoya la frase "la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno", el segmento de 16 a 29 años expresó la más alta disconformidad, alcanzado un 37,2%. En la encuesta general, el 60,8% expresó su acompañamiento, mientras que el 30,3% dijo estar en desacuerdo.

En este aspecto, los personas más añosas fueron las que advirtieron más respaldo, lo cual coincide con haber experimentado gobiernos dictatoriales.

Cuadro Taquion satisfaccion con la democracia Percepción democrática

Pese a la mirada crítica sobre el sistema democrático, siete de cada diez consultados se considera muy o bastante democrático, entre los mayores de 50 años este porcentaje evidencia un crecimiento.

Acerca de la evaluación de cada gestión el retorno de la democracia, el periodo de Néstor Kirchner es considerado como el más democrático (20,5%) seguido del gobierno de Mauricio Macri (20,3%). No obstante, los mayores de 50 años consideran que a Raúl Alfonsín como el presidente más más democrático, señalan las conclusiones del "Monitor de Democracia VIVA".

Otra de las preguntas fue qué es lo más destacable de la democracia. Ante esta consulta, sobresalió la igualdad ante la ley (34%) y la principal tarea que se le asigna es garantizar la igualdad de oportunidades y la justicia social (47,3%).

Problemas sin resolver

Con relación a las deudas de la democracia, la percepción sobre la seguridad es que está peor en comparación con el año pasado (76,5%). Asimismo, la opinión de la educación es que está peor para el 78,5% de los consultados; en salud, siete de cada diez encuestados creen que también se agravó en relación a 2017; mientras que en materia de lucha contra la corrupción, el 66,2% de los entrevistados piensan que la situación es peor en comparación a un año atrás.

En general, en comparación a las percepciones relevadas en el mes de enero, las opiniones del sondeo de Taquion arrojan un aumento de la visión crítica sobre el tratamiento de las deudas de la democracia.

Además, la mayoría de los encuestados cree que el municipio (17,7%) tiene más chances de resolverle un problema cotidiano, tras crecer 8 puntos en comparación a enero, antes que las provincias (14,4%) o el gobierno nacional (13,3%). Sin embargo, el 45,5% cree que ninguna gestión pública puede solucionar las dificultades.

Cuadro Taquion mayor problema personalCorrupción mayoritaria

Otro aspecto registrado es cuál es la percepción de la corrupción sobre cada actor social. Todos los protagonistas del sistema político se desplomaron frente a esta pregunta.

En este sentido, los empresarios (79,8%), el Poder Judicial (79,3%) y los sindicatos (79,2%) son los considerados más corruptos entre los entrevistados. Y si bien la opinión sobre la falta de ética en lo público es alto en casi todos los casos, el Gobierno (51,7% lo considera corrupto) y la ciudadanía (54,1%) son los que mejor imagen tienen entre los encuestados.

En relación a la participación, el 21,5% sostiene integra alguna ONG de carácter social y/o religiosa, destacándose la participación de los más jóvenes, mientras que en organizaciones políticas y/o sindicales dicen participar un 15,3% de los entrevistados, destacándose los que poseen estudios primarios.

La encuesta fue realizada por sistema IVR (Respuesta de Voz Interactiva), a través de un cuestionario cerrado. El universo alcanza a la población de al menos 16 años de edad residente en hogares particulares, con acceso línea telefónica fija. El error muestral es de  (+/-) 2,8%.

Seguí leyendo: