Dos meses después de la última actividad con ese formato, el Gobierno volverá a los tradicionales timbreos.

La fecha se fijó el viernes pasado: el presidente Mauricio Macri y cientos de funcionarios nacionales, porteños, bonaerenses y provinciales saldrán a la calle el próximo sábado 28 de julio, en medio de los desajustes que hicieron tambalear al programa económico de Cambiemos y tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La última vez que Cambiemos salió a la calle bajo esta modalidad fue el sábado 19 de mayo. El Presidente lo hizo en la ciudad de Buenos Aires, un territorio poco hostil para el PRO, junto a Horacio Rodríguez Larreta. Mientras que Marcos Peña fue a Hurlingham, en el corazón del conurbano bonaerense.

Mas allá de la vuelta a los timbreos, el Gobierno puso bajo revisión el formato, tal como publicó este medio la semana pasada. Buscan reemplazo para una actividad que, según cree el jefe de Gabinete, perdió su esencia.

Durante dos meses, la Casa Rosada había suspendido las actividades. Por el malhumor social y, la última vez, con la excusa del partido que Argentina perdió frente a Francia por los octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia.

De esta manera, el Gobierno volverá a probar suerte en la calle. Con Macri como principal protagonista.

Seguí leyendo: