(Foto de archivo: NA)
(Foto de archivo: NA)

Mayra Mendoza, diputada kirchnerista, cerró su alocución en favor del aborto legal citando al Néstor Kirchner que pensaba en la posteridad, aunque para defender un debate que el extinto ex presidente nunca promovió: "No pasarán a la historia los que especulen, sino los que más se la jueguen", habría dicho. Y Mendoza lo parafraseó: "Señores y señoras diputadas, pasemos a la historia. No voten contra las mujeres".

La famosa frase fue pronunciada en septiembre de 2010  durante el cierre de un seminario sobre políticas públicas realizado en La Boca, donde el ex Presidente respaldaba a los estudiantes porteños que reclamaban mejoras edilicias, viandas y becas; apenas unos meses antes que Cristina Kirchner  extendiera la Asignación Universal por Hijo (AUH) a las embarazadas y a sus niños por nacer. Cabe recordar, además, que los Kirchner se negaron reiteradamente a abrir el debate del aborto.

A Axel Kicillof también le gustó la frase de Kirchner
A Axel Kicillof también le gustó la frase de Kirchner

Sin mucha originalidad, la intervención de Mendoza se centró en defender la legalización como un tema de salud pública.

Cristina Kirchner anunció la ampliación de la AUH explicando que la principal causa de muerte materna no era el aborto sino la falta de atención de las mujeres gestantes

Olvidando, entre otras cosas que, cuando Cristina Kirchner anunció la ampliación de la AUH, en su discurso de apertura de sesiones del Congreso en marzo de 2011, fundamentó su decisión en el hecho de que la principal causa de muerte materna no era el aborto, sino la falta de atención durante la gestación y los partos en malas condiciones.

"Viendo las estadísticas, hemos decidido seguir apostando a la vida", decía Cristina Kirchner, entre vítores de los mismos legisladores y, sobre todo legisladoras, que hoy se encienden por el aborto. "Cuando hablamos de la evolución de la mortalidad materna -decía Cristina-, que tiene que ver (…) fundamentalmente con la injusticia social [que] sigue siendo el gran separador y el gran negador de derechos en la República Argentina, las causas directas explican más de la mitad de las muertes maternas, superan las del aborto: 21 por ciento es el aborto, y las directas son el 59 por ciento".

Estamos haciendo una muy fuerte apuesta a la vida (Cristina Kirchner, 2011)

Y, en medio de aplausos entusiastas de su banca, algunas mujeres hasta con lágrimas en los ojos, remataba: "Estamos apostando con esta AUH, que significa inscribirse en el Plan Nacer y cuidar a la madre con todos los controles médicos y a la criatura con las mismas condiciones, estamos haciendo una muy fuerte apuesta a la vida".

Mayra Mendoza no hizo ninguna referencia a estos antecedentes. Para ella,  "el derecho humano fundamental" es "el derecho a la salud pública".

"Estamos tratando un tema de salud pública que no puede ser abordado con anteojeras ni morales, ni éticas, ni ideológicas, ni mucho menos religiosas", sentenció la diputada, dejando en duda cuáles son los valores que está defendiendo. O, mejor dicho, cómo pueden defenderse valores si no es desde una ética.

La apropiación del "mérito" -desde su perspectiva- del debate es más bien un signo de desmemoria. En su versión, no fue Mauricio Macri el que habilitó de repente y sin aviso la discusión, sino "el movimiento de mujeres el que puso este tema en agenda y obligó al Congreso a que refleje lo que está sucediendo en al calle"…

Mendoza no dudó en desafiar a los peronistas no abortistas con un discurso basado en al ignorancia del ideario de ese Movimiento

Tampoco tuvo empacho Mayra Mendoza en usar a Evita -una vieja tradición en su corriente- ni en desafiar a los peronistas no abortistas, con un discurso basado en la ignorancia del ideario de ese Movimiento.

En el cierre, para completar la operación de apropiación de lo que evidentemente para La Cámpora es un valor -aunque no religioso, ni ético, ni moral, ni ideológico…-, vino la cita, inmediatamente replicada en redes por sus camaradas, con Axel Kicillof picando en punta: "Como dijo quien hoy está más presente que nunca: 'No pasarán a la historia los que especulen, sino los que más se la jueguen'. Ese fue Néstor Kirchner. Señores y señoras diputadas, pasemos a la historia. No voten contra las mujeres".

Cabe señalar que Cristina Kirchner que en su momento no sólo se pronunció claramente en contra de la legalización del aborto sino que además tomó medidas pro vida como la ya comentada, no ha abierto la boca, ni a favor ni en contra. Pero seguramente no se refería a ella Mayra Mendoza cuando advirtió que "no pasarán a la historia aquellos que especulen".