María Eugenia Vidal (Foto: Adrián Escándar)
María Eugenia Vidal (Foto: Adrián Escándar)

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal persigue la idea de brindarle "buenas noticias" a los ciudadanos de la Provincia. Por eso, apuesta todas sus fichas para que mañana la Legislatura convierta en ley el proyecto que morigera el impacto de las tarifas de luz y agua de los usuarios de la región.

Según la gobernadora, un éxito parlamentario no sólo mejoraría el humor de los contribuyentes sino también el de la Casa Rosada, que viene atravesando fuertes turbulencias.

De hecho, el oficialismo ya sufrió un revés en el Congreso Nacional con la ley que frenaba el aumento de tarifas que finalmente terminó siendo vetada por el presidente Mauricio Macri.

El proyecto de Vidal propone reducir las contribuciones municipales que los distintos intendentes fueron incorporando a las boletas de electricidad y de agua. La iniciativa ya logró el despacho de un plenario de comisiones, y el oficialismo cree que en el recinto no se cambiará la tónica general.

No obstante ello, el intenso debate registrado en las comisiones de Servicios Públicos, Legislación General y Presupuesto e Impuestos, tensó la relación de los representantes de Cambiemos con los de las distintas vertientes del peronismo, incluso con algunos mandatarios comunales que advirtieron sobre la pérdida de financiamiento y autonomía.

Es más, el PJ —en sus distintas expresiones— exige que esas contribuciones que dejan de percibir las intendencias las absorban las empresas o las compense de alguna manera el Estado provincial.

El proyecto de ley que aterrizará mañana en Diputados ya fue aprobado por el Senado. De convertirse en ley, le permitirá a Vidal, después de los fuertes incrementos de tarifas, apuntar a una reducción del 15,7 % en el costo total de la factura de luz y del 6,3 % en la del agua. A estos se le sumará una rebaja del 6,3 % en la boleta de gas.

Sería la tercera medida de la gobernadora para morigerar el impacto de los aumentos en los servicios (Gustavo Gavotti)
Sería la tercera medida de la gobernadora para morigerar el impacto de los aumentos en los servicios (Gustavo Gavotti)

El trámite parlamentario es el tercer paso que da la gobernadora en su propósito de amortiguar el golpe al bolsillo que significaron los incrementos de los servicios públicos. El primero fue mediante la eliminación de dos impuestos que se aplican a la facturación de la energía eléctrica: el 7290 (10,%) y el 9038 (5,5%), ambos implementados por gobiernos militares a fines de los ´60 y de los ´70.

Se los conoce como impuestos "de grandes obras" y "de desarrollo eléctrico", respectivamente, y se habían vuelto a activar en enero de este año luego de estar suspendidos desde el 2016 por una medida cautelar.

Desde la Oficina de Control de la Energía Eléctrica de Buenos Aires (OCEBA) ya se comunicó a las distribuidoras de electricidad que las facturas deberán llevar una leyenda —rayana con el proselitismo— que dice: "En la Provincia eliminamos los impuestos para que vos pagues menos". Otro capítulo que abonará a la polémica.

Vidal, como segundo paso, modificó el artículo 74 de la ley 11769, estableciendo una reducción del aporte de los agentes de la actividad eléctrica que se trasladaba a la facturación del usuario.

El tercer paso, y complementario de los anteriores, es el proyecto de ley que se debatirá mañana en la Legislatura para reducir los conceptos municipales a su mínima expresión, pasando del 6 % promedio actual al 0,6 %.

Jorge Macri junto a María Eugenia Vidal
Jorge Macri junto a María Eugenia Vidal

Hay por esas horas negociaciones acaloradas. La oposición pugna por introducir modificaciones que podrían hacer volver el proyecto al Senado para un zurcido final.

De todos modos, la gobernadora no sólo confía en lograr su objetivo en el ámbito legislativo sino también en generar un efecto imitativo entre los intendentes. Para el caso, ayer mismo Jorge Macri tomó la posta y anunció delante de Vidal, en un acto de entrega de créditos blandos para las PYME, que va a reducir los impuestos locales en Vicente López.

"Son tiempos donde todos tenemos que tirar del mismo carro", dijo allí una agradecida mandataria provincial, segura de que mañana podrá ofrendarle un título de portada a su mentor.

SEGUÍ LEYENDO: