Refugiados sirios (Imagen de archivo)
Refugiados sirios (Imagen de archivo)

Cuatro días después del bombardeo que lideró Estados Unidos en Siria ante las denuncias del uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al Assad, el gobierno argentino envió una misión especial a Beirut, cerca de la frontera donde huyen de la guerra niños y mujeres, para reclutar inmigrantes en lo que constituye un empujón al Plan Siria que Mauricio Macri ideó con la idea de recibir en la Argentina a unos 3.000 refugiados de ese país.

Según confiaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, un equipo integrado por funcionarios del Ministerio de Seguridad, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y de la Dirección de Migraciones llegó ayer a Beirut y comenzó a realizar todo un protocolo especial para seleccionar a los refugiados que escapan de la guerra y que vendrán al país.

La iniciativa oficial cuenta con el apoyo pleno y la logística de Interpol, la Acnur, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y la ayuda de las agencias de inteligencia de Alemania, Estados Unidos, Canadá y Australia.

"Estamos ante un caso de ayuda humanitaria con el que el presidente Macri tiene un fuerte compromiso que quiere cumplir", señaló un funcionario que monitoreaba ayer desde Buenos Aires el operativo que se lleva adelante en la frontera con Siria.

Según supo Infobae, hasta ahora se alistaron unas 35 personas sirias que huyeron el fin de semana de la guerra desatada tras el bombardeo de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. La situación en esa región es muy grave porque hay una guerra civil y el régimen de Al Assad fue denunciado ante el uso de armas químicas letales, pero hasta ahora se niega que ingresen inspectores de Naciones Unidas.

Imagen de los bombardeos en Siria (AP)
Imagen de los bombardeos en Siria (AP)

En los chequeos de control que los funcionarios argentinos realizan en Beirut para traer refugiados sirios a Buenos Aires, se está cumpliendo con un protocolo internacional para confirmar identidades, realizar una búsqueda en red con Interpol y otras agencias mundiales de inteligencia a fin de que las personas que sean incorporadas al Plan Siria en Argentina no tengan ningún tipo de vinculaciones con grupos terroristas o extremistas islámicos. No resulta fácil esta tarea porque algunos de los inmigrantes ni siquiera tienen documentación.

"En general se trata de familias, hombres y mujeres con niños que huyen de la guerra y tratan de ir a lugares donde hay comunidades sirias como es el caso de la Argentina. Pero igual se les hace un chequeo profundo de información e inteligencia", comentó a Infobae un funcionario del gobierno.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Alemania y Canadá aportan una base de datos que se cruza con Interpol y a la vez se realizan chequeos médicos en el mismo lugar a los futuros refugiados.

El dictador sirio Bashar al Assad (Getty)
El dictador sirio Bashar al Assad (Getty)

En el 2016, cuando llegó al poder, el presidente Macri se fijó como meta que el Plan Siria para recibir refugiados de ese país iba a ser de unos 3000 sirios. Hasta ahora, las cifras distan de ese número. Según datos oficiales de la Dirección Nacional de Migraciones, desde el decreto que firmó Macri para darle impulso al Plan Siria llegaron a la Argentina 385 sirios. Estos se sumaron a los 1.800 sirios que ya estaban en calidad de refugiados por el programa que había creado la administración de Cristina Kirchner en el 2014.
De todos modos, en el gobierno remarcaron que Macri seguirá adelante con este programa que va en línea también con el pedido que hizo el papa Francisco para dar ayuda humanitaria a los sirios que huyen de la guerra.

De todas formas, en el Gobierno aclararon que "no servirá de nada realizar una masiva recepción de refugiados sirios de un día para otro porque hay que darles contención y preparar bien su recepción en la Argentina". Esto implica que el Plan Siria, como sucedió hasta ahora, se llevará adelante por "goteo".

Es probable, admitieron en la Casa Rosada, que la guerra desatada el fin de semana pasada en Damasco pueda aumentar ahora el número de refugiados que quieran venir a la Argentina. De todos modos se tomarán todos los recaudos necesarios en la zona fronteriza en Beirut antes de avalar el ingreso de esos refugiados.

Por otra parte, la denominada Mesa Siria que conformó el Ministerio del Interior con Seguridad, la AFI, el Ministerio de Salud, de Trabajo y Desarrollo Social trabajan coordinadamente para poder atender la llegada de refugiados encuadrados en el Plan Siria. Esto significa que se coordinan las tareas para darles apoyo laboral, planes de estudio, cobertura médica y una contención social.

El Plan Siria prevé que los refugiados no solo estén sujetos a las "familias llamantes", es decir aquellos que los convocan desde la Argentina. También se acordó con comunidades sirias de diferentes provincias que puedan dar recepción a los inmigrantes que huyen de la guerra.

Hasta ahora las provincias que más recibieron refugiados sirios son Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Salta, Mendoza, Santiago del Estero, La Rioja y Chaco.