(Gentileza: El País)
(Gentileza: El País)

Esta noche, Guillermo Martínez quien se sospecha es testaferro del ex secretario general del SOEME Marcelo Balcedo, se entregó cuando era buscado por orden del juez federal Ernesto Kreplak.

El dueño de la agencia de autos de lujo se puso a disposición de la Justicia y quedó detenido en la Delegación La Plata de la Policía Federal.

La detención fue ordenada por el Juzgado en el marco de la causa por la cual Balcedo y su esposa, Paola Fiege, están detenidos en Uruguay por presunto lavado de dinero y con pedido de extradición de la Argentina.

La orden de detención también alcanza a Javier José Severino Rodríguez, socio de Martínez en "El Chaqueñito" y quien es intensamente buscado por la Gendarmería.

Cabe recordar que durante el día se realizaron al menos tres allanamientos en la Ciudad de La Plata en búsqueda de Martínez, quien incluso estaba ausente de su domicilio, y se secuestraron siete vehículos más en los operativos.

La sospecha de los vínculos entre Balcedo y Martínez estuvo desde los primeros días de enero, cuando el sindicalista fue detenido en "El Gran Chaparral", una estancia ubicada a pocos kilómetros de Punta del Este donde vivía con su esposa.

En la agencia "El Chaqueñito", ubicada en la calle 32, entre 16 y 17, la Gendarmería Nacional realizó un allanamiento por orden del juez Kreplak y encontró una veintena de vehículos: entre ellos tres Mercedes Benz, un BMW X6, un Audi A3, un Chevrolet Camaro y una Ford Ranger.

Además se halló documentación a nombre de la concesionaria de un Porsche Panamera Turbo patente LUH321 y un Chevrolet Camaro SS patente NPV-201, dos de los autos secuestrados en la mansión "El Gran Chaparral" el día de la detención de Balcedo.

Mientras tanto, Balcedo sigue preso en Uruguay junto a su esposa y a disponibilidad de la causa que se inició allí también por lavado de dinero, por lo que la extradición está supeditada a que concluya esa investigación.

Según la investigación de Kreplak, el delito que dio origen al lavado de dinero es la defraudación al SOEME, pues a través de Mauricio Yebra, también detenido en la causa, se retiró de la cuenta bancaria del sindicato unos 80 millones de pesos entre 2012 y 2013.

(Marcelo Umpierrez)
(Marcelo Umpierrez)

Las extracciones no tuvieron respaldo documental alguno e inmediatamente hubo viajes a Uruguay, por lo que se sospecha que fue enviado el dinero a ese país.

Seguí Leyendo:

No obstante, en las últimas semanas se reactivó una causa que vincula al SOEME con la banda narco "Los Monos" de Rosario, pues un juez federal de esa ciudad citó a indagatoria a Yebra y Fiege como presuntos testaferros de dicha organización narco criminal.

Con información de NA